El pasado viernes se realizó la apertura de sobres “B” que contienen las ofertas económicas que se presentaron en la subasta por 1.000 MW de potencia de energía limpias del Programa RenovAr.

Para sorpresas del sector de las bioenergías, el precio de corte que estableció el Ministerio de Energía y Minería dejó a casi todos los proyectos fuera.

En biogás todos los proyectos calificaron pero sólo Central Térmica Biogás Ricardone se adaptó al precio máximo de 160 dólares el MWh, ofreciendo 118.

En lo que respecta a biomasa, los únicos dos emprendimientos que calificaron fueron Pindó y Biomasa Santa Rosa, pero sólo el segundo ofreció un precio menor de los 110 dólares fijados por las autoridades.

En entrevista para este medio, Francisco Della Vecchia, Socio Gerente de Grupo IFES S.R.L., da precisiones sobre lo sucedido y hace observaciones de cómo debiera continuar el proceso, ya que las autoridades están evaluando lanzar licitaciones específicas para el sector.

¿Qué opinión le merece precio de corte establecido por el Ministerio de Energía y la UBA?

El hecho que todas las ofertas hayan quedado por arriba del precio de corte indica que no hubo una correcta evaluación del costo de la tecnología.

En este sentido fue un error juntar en la misma categoría Biogás de Relleno Sanitario (CT Ricardone) con Biogás de biomasa. 160 dólares por MWh para biogás de relleno es un precio muy alto si además le sumamos el índice de indexación y el factor de incentivo previsto en el PBC. Mientras que para Biogás de biomasa es un valor muy bajo.

¿Qué observaciones puede hacer de los proyectos presentados?

Es importante diferenciar el proyecto de ADECO AGROPECUARIA SA en Santa Fé, que utiliza solo efluente de tambo (es el único tambo de la Argentina con 7000 vacas en ordeñe en sistema estabulado). No se puede poner un precio de corte en base a este emprendimiento. Los demás proyectos tienen un valor mucho más elevado porque utilizan Biomasa (silaje de sorgo/maíz/Arundo donax) que tiene un costo intrínseco.

Si bien 160 o 198 dólares por MWh (el valor más alto ofertado) parecen elevados comparados con los proyectos eólicos y solares, hay que destacar que los proyectos de Biogás garantizan Potencia Firme, no necesitan Potencia de Respaldo.

Entonces, a los 49-59-80 dólares por MWh de eólico/solar hay que sumarle tal costo, además el costo de la construcción de la líneas de trasmisión para los grandes parques.

Asimismo, los proyectos de Biogás tienen la ventaja de inyectar energía en «Puntas de Línea», sin necesidad de inversión en nuevas líneas, permiten reducir las emisiones de gases de efecto invernadero contribuyendo a los compromisos nacionalmente determinados (NDCs), generan puestos de trabajo calificados a largo plazo, no sólo para la instalación pero para la operación y mantenimiento y permiten Agregar Valor en Origen a materia primas.

El Ministerio de Energía y Minería debería haber considerado todas estas externalidades positivas que tiene el Biogás generado a partir de Biomasa a la hora de determinar el Precio Máximo de Adjudicación. Considerando, además, que la Ley 27,191 prevé cubrir el cupo de Energía Renovable con todas las fuentes, no solamente con dos.

En el caso de la Ronda 1 del Programa RenovAr estuvo todo orientado a favorecer o facilitar la adjudicación de Proyectos Eólicos y Solares sin ninguna justificación, ya que las Centrales de Biogás tienen un Plazo de Ejecución y Plazo de Habilitación Comercial mucho menor.

Cualquier Central de Biogás que pueda quedar adjudicada en la Ronda 1 puede entrar en Habilitación Comercial en el primer trimestre del año 2018; esto no lo logra ningún Parque Eólico o Solar que se construya de cero.

Otro factor inexplicable es que no se haya utilizado la información que tenía el INTI y el Programa PROBIOMASA (Ministerio de Energía y Minería y Ministerio de Agroindustrias –además de la FAO-) para determinar el Precio Máximo de Adjudicación.

Ambos han trabajado y evaluado proyectos de Biogás en los últimos años y conocen a la perfección los valores de los proyectos y los detalles de los costos de inversión, operación y mantenimiento que tiene una Central de Biogás. Por este motivo no se explica porque la Subsecretaria de Energía Renovables no se basó en el trabajo del Programa PROBIOMASA (de los últimos 4 años) para armar los requerimientos formales para los proyectos de Biogás y determinar el Precio Máximo de Adjudicación.

En conclusión, el sector de Biogás la señal que necesitaba para invertir era el Precio de Adjudicación de los PPA. Los productores argentinos están dispuestos a invertir con un Precio que garantice rentabilidad sin necesidad de contar con una Garantía de Banco Mundial u otros mecanismos necesarios a los cuales hubo que recurrir para que grandes inversores extranjeros o nacionales apuesten por Parques eólicos o solares, que es para lo que se construyó la Ronda 1 del Programa RenovAr. Y la mayoría de los proyectos no van a entrar en operación antes de fines del 2018. Mientras que los proyectos de Biogás y Biomasa si podían estar operativos en los plazos previstos.

¿Por qué sólo C.T. Biogás Ricardone no superó el precio de corte en biogás?

Esto es muy simple, Central Térmica Biogás Ricardone es biogás obtenido del Relleno Sanitario que opera la empresa Recicom en Ricardone. Recibe Residuos Sólidos Urbanos de la ciudad de Rosario, en Santa Fe, y lo que van a hacer es captar el biogás generado en el Relleno y transformarlo en energía, similar a lo que realiza el CEAMSE en provincia de Buenos Aires.

Esta iniciativa es muy buena porque evita la emisión de metano a la atmósfera en los Rellenos Sanitarios, pero no se puede poner en le misma «bolsa» un Proyecto de biogás de Relleno Sanitario con proyectos de Central de Digestión Anaeróbica para generar Biogás con Biomasa. Los dos Proyectos del CEAMSE que entregan energía eléctrica a la Red bajo el Programa GENREN tienen una tarifa de 125 dólares el MWh.

Ricardone tiene una tarifa con esta adjudicación de aproximadamente 138 dólares el MWh si sumamos el Índice de Indexación y el Factor de Incentivo. Por lo que, tiene una tarifa muy buena para el tipo de Tecnología propuesto.

Lo que debe prever el Ministerio es que la posibilidad de generar energía eléctrica con Biogás de Rellenos Sanitarios a nivel país es muy baja (menor a 50 MW). Por lo que no tendría sentido favorecer este tipo de sistema para Biogás únicamente.

Que la CT. Biogás Ricardone sea la única que haya logrado estar por debajo del Precio de Adjudicación Máximo realmente es vergonzoso ya que incentiva la instalación de Rellenos Sanitarios, cosa que a nivel mundial se da al revés. Lo que hay que destacar de los oferentes de la C.T. Biogás Ricardone es que fueron honestos en el precio ofertado, porque tranquilamente podrían haber ofertado 150 dólares el MWh y quedar adjudicados. Y ese valor, sumado al Índice de Indexación y al Factor de Incentivo, sería sumamente alto para una central de un Relleno Sanitario.

¿Pedirán audiencia con autoridades nacionales por lo sucedido?

Esperemos que el Sector de Biogás y Biomasa sea escuchado por la Subsecretaria de Energía Renovables del Ministerio de Energía y Minería.

El Ministerio de Agroindustria y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación acompañaron a los proyectos de Biogás y colaboraron para permitir que se cumplirán con todos los requisitos formales que pedía el PBC.

La Secretaria de Agregado de Valor que lleva adelante Néstor Roulet ha recibido varias veces a los proyectos de Biogás, y el secretario ha visitado las Centrales que están construidas y/o en operación en varias oportunidades, acercado las necesidades del sector a la cartera de Energía.

Del mismo modo, el Programa PROBIOMASA que dirige Miguel Almada desde Agroindustrias, también ha escuchado al sector y conoce la realidad del mismo. Del mismo modo la Subsecretaría de Energías Renovables ha abierto canales de comunicación con el sector, pero considerando los Precios Máximos de Adjudicación determinados, parece que estos canales no fueron escuchados.

Será muy positivo que el Subsecretario de Energía Renovables, Sebastián Kind, y el Director Nacional de Energías Renovables, Mauro Soares, reciban al sector y abran un canal de diálogo que permita desarrollar al Sector de Biogás y permitan que se realicen inversiones por varios millones de dólares.

El Sector de Biogás en la Argentina está integrado por múltiples actores públicos y privados que es necesario que sean escuchados y tenidos en cuenta.

Si el presidente Mauricio Macri realmente quiere incentivar la inversión y la generación de empleo en la Argentina debería tener como objetivo inundar la Pampa Húmeda de Centrales de Biogás, y no solamente inundar la Patagonia de aerogeneradores.

Los grandes Parques Eólicos no generan puestos de trabajo a largo plazo y requieren mucha menor cantidad de Mano de Obra por MW instalado en comparación con una Central de Biogás. Realmente sería muy positivo que las autoridades nacionales no solo a nivel de ministerios pero a nivel de Ejecutivo reciban al sector y logren generar los incentivos que este necesita.

Se rumorea que se instrumentará una licitación específica para bioenergías. De ser así, ¿cabría la posibilidad de que este precio de corte establecido por Nación podría permitirles competir (quizá garantizándoles algunos beneficios a sus proyectos que no estuvieron contemplados en este pliego)?

La C.T. San Pedro Verde presentó un Precio de 158,92 dólares el MWh y la misma funciona únicamente con estiércol vacuno o en su mayoría (80 por ciento), por lo que no tiene costo de producción de Biomasa. Esto quiere decir que los demás proyectos que presentaron oferta en la Tecnología Biogás a partir de Biomasa no estaban muy equivocados en sus análisis y Precios Ofertados.

El caso de CT San Pedro Verde es excepcional, ya que no existe tambo o establecimiento porcícola en la Argentina que logre generar más de 1 MWh únicamente con estiércol. Esto por una cuestión de escala.

Los beneficios fiscales o impositivos permiten reducir los costos de los proyectos pero para Centrales de baja potencia (menor a 5 MW), como las de Biogás. Es muy difícil mejorar el flujo de los proyectos sólo con estos incentivos. Sumado a que después queda supeditado a un órgano independiente del Ministerio de Energía y Minería como es la AFIP.

Si el mecanismo de incentivo van a hacer beneficios fiscales, es necesario que la Autoridad de Aplicación sea bien clara en cómo se instrumentarán y tener garantía de que se otorguen en tiempo y forma.

En una primera etapa de desarrollo del sector lo correcto sería poner una tarifa de compra de energía acorde a los costos que tienen los proyectos actualmente, y generar una Industria Nacional de Biogás que permita que esa tarifa se reduzca año tras año, sumado al beneficio de generar un nuevo sector de la economía que puede generar exportaciones a otros países.

Todos los proyectos de Biogás que presentaron Oferta en la Ronda 1 del Programa RenovAr con Biomasa presentaron sus costos a Nación, y siempre hubo predisposición por parte de los proyectos para analizar los flujos de los mismos y evaluar alternativas para reducir la tarifa necesaria de los PPA.

Sería bueno poder realizar este análisis en conjunto y entender el análisis que realizó Nación para determinar estos 160 dólares por MWh. Lo ideal sería que Nación presente la matriz de inversión y costos utilizada para determinar el valor del Precio Máximo. Esto sería lo primero que se debería conocer para poder pensar en una futura licitación exclusiva para Bioenergías.

¿En qué precios debieran oscilar los precios máximos en una futura licitación y cómo deberían discriminarse los proyectos (biogás a partir de rellenos sanitarios, biogás a partir de cultivo energético, biomasa por medio de gasificación, etc)?

Una categorización muy simple podría ser:

1-Biomasa para gasificación.

2-Biogás en plantas de digestión anaeróbica a partir de biomasa, estiércoles, residuos de frigoríficos, residuos agroindustriales y Fracción Orgánica de residuos sólidos urbanos.

3-Biogás de Relleno Sanitario.

En una etapa posterior de desarrollo del Sector se podría pensar en dividir la Categoría 2 por tipo de sustrato y determinar la tarifa del MW en función de esto. Pero esto se puede realizar una vez que el mercado está creado. Así sucedió en todos los países que hoy tienen una industria de biogás pujante que exporta know how y tecnología a diferentes partes del mundo, tenemos el ejemplo de Alemania, Italia y otros.

Respecto a precio creo que los proyectos que Ofertaron en la Ronda 1 del Programa Renovar realizaron un esfuerzo muy grande para cumplir con todos los requisitos formales, legales y técnicos que solicitaba el PBC y trabajaron duramente para determinar el Precio a Ofertar.

Como mencioné, se podría pensar en realizar un análisis conjunto con el Ministerio de Energía y Minería para entender que mecanismos pueden instrumentarse para reducir la Tarifa a Adjudicar y beneficiar a los proyectos por otro lado.

Sería importante conocer la Matriz de Inversión y Costo que utilizó el Ministerio para determinar el Precio Máximo de Adjudicación. No se presentaron más proyectos en la Categoría Biogás por los requisitos del PBC, pero la cantidad de que hay en carpeta son muchos para entrar en Habilitación Comercial entre 18 y 24 meses.

Si consideramos que la Ley 27.191 prevé la incorporación de Energía Eléctrica a partir de Fuentes Renovables y que se debe incentivar la incorporación de todas las fuentes (eólica, solar, biogás, biomasa, pequeños hidroeléctricos, etc.) la Ronda 1 del Programa RenovAr no logró cumplir con este objetivo de la Ley.

Se realizó una subasta exclusiva para un sector Eólico y Solar. Lo que se debería entender es porque se realizó de esta forma. El Precio no puede ser la excusa ya que, repito, al Precio Ofertado por un Parque Eólico o Solar hay que sumarle el costo de la Potencia de Respaldo, sumado a las Pérdidas por consumir esa energía muy lejos del punto de generación y la construcción de Líneas de Trasmisión. Estos costos en los proyectos de Biogás no existen.