El biogás es una tecnología que en Argentina no ha sido descubierta o, mejor dicho, no ha sido potenciada. Sabiendo que se trata de una tecnología «multitalento» como la llaman algunos, con la Digestión Anaerobia (proceso de producción de biogás) se puede hacer saneamiento, es decir, tratar residuos o efluentes como si fueran materia prima de un proceso;  generar energía, tanto eléctrica como calórica a través del consumo del biogás generado; formación de un subproducto apto para aplicar líquido o sólido en suelos, de manera controlada como un biofertilizante; al consumir el biogás genera el proceso de fermentación, se evita la emisión de metano a la atmósfera, 23 veces más peligroso que el dióxido de carbono.

En Argentina tenemos materia prima de este tipo de sobra, residuos domiciliarios, efluentes porcinos, avícolas, feedlots, mataderos, lácteas, etc.. Lo interesante de esto es que además se trata de una fuente de energía local, es decir, para aquellas provincias que no son generadoras de electricidad, es una opción viable técnica y económicamente para autoabastecer su demanda.

​​Para los productores lo principal es que les soluciona el problema de saneamiento en su criadero. Con poca inversión (una planta compacta supera apenas el costo de una cosechadora) puede autoabastecer de energía sus instalaciones, criadero, silos, máquinas de alimentos y mixer; a su vez el efluente (receta agronómica mediante) se puede aplicar a los suelos donde se produce el maíz o sorgo que alimentará el digestor y los animales de cría, manteniendo y mejorando la calidad  ​del suelo y los rindes.​

Curso de biogás

Fundación Proteger organiza el próximo curso en la localidad de Cerrito, Entre Ríos, el 7 de noviembre. El cupo es limitado. Interesados, comunicarse a: [email protected]

Los cursos teórico prácticos sobre “Generación de Biogás a partir de Residuos Orgánicos” convocan a productores agropecuarios, empresas, responsables de temas ambientales y productivos en municipios y comunas, profesionales, organizaciones sociales, docentes y estudiantes de toda la Argentina y otros países.

Se organizan en Cerrito, Entre Ríos; INTA-Salta; Zenón Pereyra, Santa Fe; y Pto. Madryn, Chubut. Se aprecian biodigestores para generar calor y electricidad.