Sorprendido por el número de ofertas presentadas pero confiado en que resultarán adjudicatarios, German Di Bella, presidente de Bioeléctrica, espera poder repetir la buena campaña lograda en la Ronda 1.

En la licitación anterior, la firma adjudicó 2 proyectos: ‘Río Cuarto 1’, de 2 MW –actualmente en operaciones-, y ‘Río Cuarto 2’, de 1,2 MW, un poco más del 30 por ciento de la potencia adjudicada en el rubro de biogás.

En esta nueva compulsa, la Ronda 2.0, Bioeléctrica se volvió a presentar pero con 4 emprendimientos por un total de 5,4 MW, sobre un total de 32 ofertas por 60 MW. El Gobierno está licitando 35 MW y la empresa busca quedarse con un 15 por ciento de ese total.

Lea también: «Entró en operaciones el primer proyecto licitado del Programa RenovAr»

Di Bella cuenta a Energía Estratégica por qué esta confianza en que lograrán volver a adjudicar. Entre sus ofertas, presentaron dos ampliaciones de los proyectos que ganaron en la licitación pasada en Provincia de Córdoba: ‘Ampliación 2’ Y ‘Ampliación Bioelect.2’, ambos de 1,2 MW.

Las centrales funcionarán mayormente con vinaza y “algo de silo de maíz”, asegura el empresario. “Tenemos vinaza como para instalar un motor más en cada planta”, confía.

Otro de los proyectos que presentaron en Córdoba es ‘Santa Catalina’, de 2 MW. “El emprendimiento funcionará con silo de maíz y burlanda proveída de Bio4, con lo cual caen los costos” de operación, explica Di Bella.

Por último, el cuarto proyecto es ‘Bio Justo Daract, de 1 MW, a montarse en Provincia de San Luís. También utilizará como sustrato silo de maíz, burlanda y estiércol animal proveniente de campos cercanos.

Según Di Bella, estos 5,4 MW de proyectos movilizarán inversiones por 17,8 millones de dólares y 20 puestos de empleo directos.

Mejores precios, mayor oferta

Por otra parte, el titular de Bioeléctrica recuerda que antes de que el Ministerio de Energía y Minería fijara el precio máximo de 160 dólares por MWh, la compañía tenía en carpeta más de 20 proyectos. Sin embargo, tuvieron que sacar de eje al silaje de maíz para ser competitivos: “estamos volcados a los efluentes porque no vemos otra solución”, explica.

Lea también: «Fijan precios por MWh: la carta que actores del biogás presentaron al Ministerio de Energía»

Para Di Bella es plausible el esfuerzo del Gobierno en impulsar esta tecnología, inexistente hasta el momento en Argentina, pero remarca que se deben dar mayores incentivos para que pueda crecer a los niveles que lo han hecho países como Alemania que tienen 4.000 MW instalados en casi 8 mil centrales de biogás.

Los industriales están solicitando tarifas en el orden de los 240 dólares por MWh para el biogás.