Del miércoles 13 al sábado 16 de este mes se desarrolló una nueva edición de la BIEL Light + Building Buenos Aires, evento internacional de mayor importancia para la industria eléctrica, electrónica y luminotécnica de toda Latinoamérica. Es una de las 12 ferias de iluminación y tecnología de construcción que se desarrollan en Asia, Rusia, Oriente Medio y América del Sur.

Durante las cuatro jornadas se presentaron los desarrollos más recientes en productos y servicios relacionados con automatización en instalaciones para viviendas, edificios e industrias, electrónica, energía eléctrica, energías renovables, equipamiento e insumos, iluminación, instalaciones y materiales, componentes, equipamiento y servicios.

El evento, donde se esperaron más de 28.000 visitantes y la participación de más de 260 empresas nacionales e internacionales que exhibieran los últimos avances de la industria, fue organizada por la Cámara Argentina de Industrias Electrónicas, Electromecánicas y Luminotécnicas (CADIEEL), en conjunto con Messe Frankfurt Argentina.

En diálogo con Energía Estratégica, Jorge Luis Cavanna, presidente de CADIEEL, quien inició el acto de apertura junto a los funcionarios Osvaldo Rolando, Subsecretario de Energía Térmica, Transporte y Distribución Eléctrica del Ministerio de Energía de la Nación, y Javier Tizado, Ministro de Producción de la Provincia de Buenos Aires, valoró la “gran convocatoria” al evento.

Cavanna destacó mayor presencia de compañías nacionales en la jornada sobre ciertos tramos de la industria con respecto a anteriores cerámenes, como en el sector de las luminarias. “Se pudo ver que la industria nacional está a la altura del mundo”, resaltó.

Sin embargo, reconoció que por cuestión de precios aún no es sencillo competir con el exterior, para lo cual el empresario apuntó sobre la necesidad de un mayor apoyo del Estado a esta industria.

Lea también: «BIEL: hasta mañana continúa el congreso de la industria electrónica y luminotécnica»

“En este contexto (político) las empresas debemos integrarnos al mundo, pero el proceso debe ser ordenado. Nosotros podemos ser competitivos, tenemos la capacidad productiva y de recursos humanos para serlo, pero tenemos problemas que no tienen las empresas del exterior, como una carga fiscal alta, presión impositiva y grandes costos en fletes”, planteó el empresario.

Y remató: “no puede ser que valga más barato traer un conteiner de China que transportar mercancía de acá (Buenos Aires) a Tucumán”.

Como salida a esta situación, el presidente de CADIEEL contó que durante todas las jornadas hubo múltiples reuniones de negocios entre empresarios nacionales con compañías internacionales con el objeto de consolidar acuerdos comerciales, como puede ser la formación de alianzas estratégicas.

Para Cavanna es desleal exigir a las empresas nacionales competir con compañías del exterior siendo que estas últimas han recibido apoyo de sus respectivos Estados para su crecimiento.

No obstante, destacó que empresas del sector junto al Poder Ejecutivo y legisladores de distintos signos políticos están trabajando para generar condiciones que contribuyan al desarrollo de la competitividad de la industria local.