El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló que gracias a un préstamo de 600 millones de dólares, Colombia dará impulso a un proceso de reformas en el sector eléctrico para mejorar y ampliar el servicio, reducir la vulnerabilidad al cambio climático, diversificar la matriz energética con la incorporación de más fuentes renovables no convencionales y aumentar las interconexiones internacionales.

Según la entidad, los fondos contribuirán a la sostenibilidad del sector energético colombiano a través de un proceso de reformas de políticas y acciones concretas, que permitan asegurar la oferta eficiente tanto en el Sistema Interconectado Nacional (SIN) como en las Zonas No Interconectadas (ZNI).

El énfasis estará puesto en el impulso a fuentes no convencionales de energía renovables, como la energía solar, eólica y biogás.

“Las fuentes no convencionales de energía renovable vienen creciendo a paso sostenido en la última década, pero aún así sólo representan en la actualidad el uno por ciento del total de la matriz energética de Colombia, esperamos que, con el financiamiento del Banco, el programa contribuirá a elevar esa participación al 10 por ciento en 2022”, dijo María Alexandra Planas, jefa de equipo del BID.

Lea también: «El Gobierno colombiano revisa la subasta de renovables: lanzará consulta pública mientras analiza cambios determinantes al Pliego»

El programa contempla asimismo políticas y acciones encaminadas a asegurar la oferta de gas natural para el sector eléctrico, con la implementación del plan transitorio de abastecimiento de gas, que incluye la construcción de una planta regasificadora en la zona del Pacífico y un gasoducto asociado.

Igualmente, se busca avanzar en la cobertura eléctrica con nuevas tecnologías, racionalizar los subsidios, gestionar mejor la demanda, incrementar la resiliencia del sistema eléctrico al cambio climático, e implementar políticas de género y equidad en el sector.

El préstamo al Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, con fondos del capital ordinario del BID, es a 19 años de plazo, con 5,5 años de gracia, y a una tasa de interés basada en la LIBOR.

Fuente: Sistema Integrado de Información