Durante el año 2017 el BICE volvió a duplicar sus préstamos al sector productivo con desembolsos que superaron los $15.200 millones. Cumpliendo con su objetivo de mejorar la inclusión financiera de las empresas, el Banco destinó el 86% de dichos créditos al segmento de PyMEs.

“Logramos un crecimiento en el financiamiento a las empresas superior al 500% en los últimos dos años, profundizando así nuestro apoyo a los sectores productivos. Esto lo hemos logrado siguiendo un modelo de negocios autosustentable financieramente”, expresó Pablo M. Garcia, Presidente del BICE. Los desembolsos de la entidad se incrementaron 138% en 2017 con respecto a 2016, año en que ya habían ascendido en un 158% en comparación a 2015.

Los créditos del Banco fueron otorgados a un plazo promedio de 55 meses, muy por encima de la media del sistema bancario que es de 5 meses. Este dato refleja otra de las metas asumidas por el BICE, de ampliar los plazos del financiamiento para impulsar las inversiones de las empresas argentinas y generar un horizonte para la concreción de proyectos de envergadura.

Con esa misma finalidad, potenció durante el pasado año su canal de segundo piso. Los desembolsos que destinó a otras entidades financieras pasaron de $ 211 millones en 2015 a $ 6.800 millones durante el 2017, logrando no sólo mejorar el alcance de los préstamos sino también incentivar al resto del sistema a prestar a largo plazo.

Lea también: «¿Cómo son los créditos del BICE para financiar proyectos de energías renovables?»

Siguiendo esta proyección de crecimiento, durante el 2018 el BICE buscará que sus desembolsos superen los $ 30.000 millones. Para ello, mantendrá sus herramientas crediticias de inversión y comercio exterior, tanto para PyMEs como para grandes empresas, y desarrollará nuevas soluciones financieras para sectores y regiones estratégicas para el crecimiento del país.

En ese marco, la entidad lanzará la primera plataforma online multi-producto que mejorará el acceso al financiamiento de las pequeñas y medianas empresas. La nueva herramienta de factoring electrónico permitirá a las PyMEs anticipar el cobro de sus facturas de forma rápida y segura, con una operatoria ágil y 100% digital.

Además, en los planes de crecimiento del Banco para el 2018 también será clave el lanzamiento por primera vez en su historia de un bono internacional. Este es un hito en su estrategia de fondeo, para lo cual el BICE ya se encuentra en la etapa preparatoria para la futura emisión.