El pasado martes 18 el Gobierno nacional expidió la Resolución 71, dando inicio al Programa RenovAr en su “Ronda 1”, donde se buscará licitar proyectos de energías renovables por 1.000 MW: 600 MW eólicos, 300 MW solares, 65 MW de biomasa, 20 MW de Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos y 15 MW a partir de la transformación de biogás.

Al mismo tiempo, publicó la Resolución 72, que establece el “Procedimiento para la Obtención del Certificado de Inclusión en el Régimen de Fomento de las Energías Renovables”. Se trata de una serie de determinaciones sobre el mecanismo de promoción fiscal que establece la Ley 27.191 y que en el Decreto 531 habían quedado sin reglamentar.

Vemos que se están instrumentando todas las medidas para que los beneficios sean efectivos, hay un formulario para solicitar cada uno de los beneficios, establecido el tema de garantías”, reconoce Omar Díaz, titular de la Comisión de Asuntos Legales y Tributario de la Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER).

El especialista recuerda que una de las grandes críticas a la Ley 26.190 (que proponía beneficios similares a la 27.191) es que las bonificaciones estaban “mal reglamentadas” a causa de “un sinfín de trámites o trámites de imposible cumplimiento”. “Vemos que vamos por el buen camino”, destaca.

Después de esta resolución, cada compañía sabe si está en condiciones de cumplir o no con todos los requisitos para gozar de los beneficios. Esto da mayor certeza a la hora de presentar los proyectos”, resalta Díaz.

No obstante, señala que aún resta que la AFIP, una de las Autoridades de Aplicación establecidas por el Decreto 531, debe dar normativa a bonificaciones como la de Ganancia Mínima Presunta, Cómputos de Quebrantos.

Entendemos que de acuerdo al cronograma establecido por Nación, donde se prevén consultas y se extienden plazos, hay tiempo para que a la fecha del lanzamiento definitivo de pliegos se terminen de expedir las resoluciones que finalmente den las certezas que hacen falta”, calcula el miembro de CADER. Se estima que en julio saldrían los pliegos definitivos para la primera etapa de licitación.

Beneficios Fiscales de la Ley 27.191

En cuanto al mecanismo de promoción fiscal, el texto propone:

  1. a) Amortización acelerada del impuesto a las ganancias, a lo que se suma:
  2. b) Devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  3. c) Exención del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
  4. d) Certificado Fiscal por el 20 % del componente nacional siempre que se integre un mínimo del 30%.
  5. e) Exención del impuesto sobre la distribución de dividendos (10%) ante la reinversión de utilidades.
  6. f) Exención de los derechos de importación para bienes de capital y equipos hasta 2017.
  7. g) No aplicación de tributos específicos, regalías nacionales, provinciales y municipales durante el régimen de fomento.
  8. h) Traslado de posibles aumentos fiscales a los precios de los contratos.

Otros puntos de interés.

  1. i) Tratamiento para el despacho como central hidroeléctrica de pasada, lo que brinda prioridad de despacho a los proyectos.
  2. j) Aporte de la reserva de potencia soportado por todo el sistema.
  3. k) Límite de 113 us$/MWh promedio al precio de los contratos suscriptos por los Grandes Usuarios (muy inferior a la penalidad de 200 us$/MWh).
  4. l) Prioridad de acceso al financiamiento público (FODER) a proyectos con mayor integración de componente nacional.