El mercado mexicano de energías renovables sigue en marcha. El éxito de una transacción por US$ 86 millones, para la construcción de dos plantas que en suma representan 144,2MWp de potencia solar, entusiasma a desarrolladores y epecistas de las energías renovables.

Luis Cid Suárez, CEO de OPDEnergy, compañía que logró cerrar aquel acuerdo con Sumitomo Mitsui Banking Corporation (SMBC), declaró:

“México es un mercado clave para nosotros. Estamos desarrollando más de 1GW de proyectos solares y eólicos y esta financiación de SMBC nos permite seguir avanzando en un país con gran potencial para el sector de las energías renovables”.

En la región Latinoamericana, además de México, este banco japonés tiene presencia en los mercados de Brasil, Chile, Colombia y Peru. Allí, las compañías del Grupo ofrecen una amplia gama de servicios financieros. En lo que es project finance SMBC está activo en los sectores de energía convencional, infraestructura de recursos naturales y energías renovables.

Las firmas que colaboraron con las partes para que esta transacción se llevara a cabo en México fueron tres grandes estudios jurídicos. Dos por la parte del prestamista: Milbank, Tweed, Hadley & McCloy (New York) y Nader, Hayaux & Goebel (Ciudad de México). Mientras que, asistió legalmente a la prestataria el despacho de abogados Cuatrecasas (Ciudad de México y Barcelona).

El dinero será destinado puntualmente para la construcción de la planta solar Andalucía II (106.5 MWp), a emplazarse en Coahuila de Zaragoza, y el parque Aguascalientes Sur I (37.7 MWp), por instalarse en el Estado homónimo.

La finalización de obra de estas plantas de generación está prevista para el último trimestre de 2019, por lo que aquel cierre de financiamiento fue clave para OPDEnergy, que se encarga del desarrollo, diseño, suministro y construcción, y para que luego se encargue de la operación y el mantenimiento de la planta.

“Creemos que estos proyectos son clave para nuestro desarrollo en el país. México cuenta con amplias posibilidades de crecimiento en el futuro, gracias a sus condiciones geográficas y a un entorno favorable para las inversiones”, amplió el CEO de la compañía.

Con aquello, la compañía sostiene los dos PPAs adjudicados a 15 y 20 años, en la segunda subasta de energía a largo plazo celebrada en México durante 2016.