Ban Ki-moon lanzó la convocatoria destinada a los jefes de Estado y de Gobierno de los 195 países que suscribieron el pacto climático de París en diciembre pasado, en la inauguración de la Cumbre Mundial Energía del Futuro dedicada a analizar el impacto de ese acuerdo, según consigna la agencia EFE.

«Mucha gente dudaba de que pudiéramos alcanzar un acuerdo así, porque llevábamos veinte años intentándolo, pero lo logramos y es un triunfo para la gente y para el planeta«, remarcó el secretario de la ONU.

Asimismo subrayó que París ya ha marcado el camino a seguir por los países hacia una economía «baja en carbono«, y remarcó que ahora «es el momento de la acción«, que pasa «por suprimir los subsidios a los combustibles fósiles y por apostar fuerte por la energía limpia y sostenible«.

«Empezamos a escribir el siguiente capítulo: los líderes globales nos han indicado una hoja de ruta con ese acuerdo, una senda ya en marcha hacia la transformación de la economía global en dirección a un nuevo modelo bajo en carbono, que es inevitable y beneficioso para todos«, aseveró.

El acuerdo de París es «una oportunidad sin precedentes para las energías renovables«, subrayó Ban Ki-moon, quien recordó que las inversiones en energía limpia han aumentado «un 4 por ciento en los últimos dos años«, y que esta cifra se «doblará en 2020«.

«Cada dólar invertido en proyectos que contribuyan a la lucha contra el cambio climático moverá la nueva economía, creará trabajo y limpiará el aire que respiramos«, concluyó.