Este congreso tiene la importancia de mantener viva la llama de la alternativa de la energía eólica, que es tan interesante para nuestro país”, expresó Erico Spinadel, presidente de la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE), luego de culminar la primera jornada del congreso Expo Viento & Energía 2015, desarrollado en la sede del Consejo Profesional de Ingeniería Mecánica y Electricista (COPIME), ubicada en Pje. Del Carmen 776, Capital Federal.

De acuerdo a datos de la institución participaron aproximadamente 150 personas. Sin dudas, la presencia del sexo masculino fue mayoría: se pudo observar apenas siete mujeres en el evento.

Estuvieron muchas de las caras conocidas, los principales referentes de las empresas locales y asociaciones relacionadas a las energías renovables. También asistieron autoridades de la Secretaría de Energía de la Nación. La presentación de Florencio Gamallo, catedrático y experto en energía eólica e hidrógeno, concentró la atención del auditorio.

Se notó gran expectativa por el proyecto de ley que elaboró el senador Marcelo Guinle, que propone actualizar la ley 26.190, con vistas a potenciar las inversiones. Aunque también se sintió la incertidumbre por la demora de la discusión en la cámara de diputados. Hay legisladores que plantean modificaciones y esta demorando el proceso.

Ha sido importante porque se llenó la sala; siendo dos días de una semana es un gran logro; valió la pena y levantó el ánimo de muchas personas; hasta ahora el balance es bueno; la gente intercambio opiniones, escucha, propone debates”, resaltó Spinadel.

En todas las exposiciones hubo tiempo para hacer mención al gran potencial que presenta el desarrollo de esta fuente de generación de energía eléctrica alternativa. Faltó, quizás, ahondar en los inconvenientes que demoran su instrumentación.

<
>

En contacto con energiaestrategica.com, Spinadel hizo un mínimo análisis de las condiciones en que se encuentra la industria: “Viento tenemos, redes eléctricas las estamos adaptando, nos está faltando mano de obra y la estamos formando, pero la legislación es lo que debería mejorarse”.

Siguiendo la idea, la eminencia planteó: “Necesitamos que haya un plan energético avalado por personas conocidas y de largo plazo; necesitamos un estadista”. Subraya la idea de que entre los dirigentes haya una visión de futuro y sustentable. “Estamos empujando la promoción de la actividad con sangre, sudor y lágrimas”, concluyó.

Exposiciones

El Ing. Enrique Covas comenzó haciendo especial hincapié en la importancia de los aprovechamientos combinados eólico-hidroeléctricos. “Con la tecnología actual, el potencial eólico en la Argentina es enormemente grande y alcanza 1TW en la Patagonia, de los cuales se podrían instalar 200.000 TW combinados eólico-hidroeléctricos. La energía eólica es el recurso más grande que tiene el país y es importante avanzar y hacer algo con ella”, afirmó.

A fin de incorporar correctamente la energía eólica en el sistema, hay que almacenar energía e implantar aprovechamientos combinados eólico-hidroeléctricos. ¿Cómo? Implantando parques eólicos de gran tamaño: 10.000 MW a partir de que se tome la decisión política. Si de realizar centrales hidroeléctricas se trata, Argentina cuenta con dos excepcionales lagos como son el Viedma y Argentino. Este potencial energético debería utilizarse para hacer centrales de bombeo, pese a las limitaciones ecológicas. Para ello, hay que poner un parque eólico-hidráulico.

Ricardo Bolzi, de la Fuerza Aérea Argentina – I + D Base Marambio, expuso las condiciones y métodos de prueba del Aerogenerador en la Patagonia que una vez en condiciones, será cruzado a la Antártida. Vale destacar que la Base Marambio es amigable con el medio ambiente. Dentro de sus objetivos, se encuentra el desarrollo de un Aerogenerador para climas extremos que pueda operar allí. “El generador deberá trabajar en un complejo entorno geográfico, con un suelo particular e inestable. El antártico es el continente más limpio del mundo pero a su vez es aislado, inhóspito y con temperaturas y vientos extremos”, destaca.

Algunas de las características del suelo es que es Permafrost – está permanentemente congelado, presenta una temperatura de -5ºC – y es morfológicamente una capa activa variable.
María Apolito, del Ministerio de la Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Buenos Aires, presentó su mirada sobre el Polo Eólico. “El Astillero Río Santiago, la Metalúrgica Calviño, la Universidad Nacional de La Plata y el Ministerio, nos asociamos integrando lo público y lo privado para formar el Polo Eólico”, detalla Apolito y agrega, que necesitaba combinar la ciencia con las pymes.

El objetivo tecnológico, es que el Polo Eólico de Buenos Aires tenga un proceso integral en serie y en escala de un generador bajo altas normas de calidad. A su vez, debe estar acorde a lo que el mercado demanda, con posibilidades concretas de internacionalización. Esto contribuirá al impacto económico en la región contribuyendo en el desarrollo del mercado, a mejorar el nivel de empleo/calificado y darle valor al sector del Mercosur sustituyendo a la vez importaciones.

Por su parte, Gastón Guarino de Metalúrgica Calviño, expuso sobre sus inicios en la producción de torres y componentes eólicos. “La planta de torres seriadas es la primera en Argentina. Nuestro objetivo es brindar soluciones de manera industrial al negocio eólico. En cuanto a la fabricación, estamos preparados para producir como cualquier productor europeo, sean componentes y montajes”.

Guarino asegura que con la modificación de la Ley 26190, habrá un importante aumento en la demanda de MW renovables que generarán gran impacto en la industria nacional. “En cuanto a precios, habrá un bono fiscal del 60% para la industria nacional, importaciones de materias primas y materiales y, componentes no reducidos sin derechos. En cuanto a la financiación, habrá fondos para el desarrollo de energías renovables y fondos privados. Todo esto traerá como resultado el desarrollo industrial del sector”, explica.

De la Universidad Nacional de Córdoba, el Dr. Ramiro Rodríguez, apuesta al desarrollo energético nacional y comenta que “hoy se visualizan posibilidades de proyectos en distintos lugares de Córdoba, provincia que cuenta con todos los elementos iniciales – suelo, transportes, caminos – para plantear emprendimientos concretos”.

Durante la ponencia, Rodríguez presentó la evaluación eólica cordobesa mediante el uso de bases de datos y mediciones de campo. “Se obtuvieron un par de velocidades de viento para la provincia y puedo confirmar que hay zonas con el mejor potencial eólico en el sur y centro oeste como Río Cuarto, por ejemplo”, detalla.

Sobre el final, comentó que Argentina es un poco lenta en la ejecución de proyectos de hidrógeno. Sin embargo, están analizando las energías eólica, solar y biomasa para saber cuál es la potencialidad de producción de hidrógeno que tendría que venir de estos 3 recursos renovables. “Vale destacar que hay una distribución geoespacial complementaria en las 3 fuentes de energía y su correspondiente posibilidad de producción de hidrógeno”, concluye.