Para Leonardo Simonutti, Director General de Haizea-Sica, el 2018 no ha sido un año malo en ventas. La empresa fabricante de torres eólicas con una capacidad máxima de 130 unidades por año ha logrado cerrar órdenes de compra para unos 10 parques eólicos que le demandarán a la planta alrededor de 90 torres.

Sin embargo, el empresario, en diálogo con Energía Estratégica, plantea: “al objetivo previsto para este año no llegamos a cumplirlo por el beneficio arancelario que otorgó la figura del ‘proyecto crítico’. Esto afectó la producción local, lo cual hizo que nuestro plan de crecimiento no pudiera concretarse, tal como lo habíamos planificado».

Cabe recordar que Haizea-Sica comenzó a funcionar en abril del año pasado, luego del acuerdo entre SICA Metalúrgica Argentina y las españolas TecnoAranda y Haizea Wind. La fusión se dio con la promesa de gran crecimiento del mercado argentino que proponía la Ley 27.191, que proyecta 10.000 MW de energías renovables (en su mayoría eólico) en funcionamiento para el 2025.

Simonutti comenta que el 2018 se ha desarrollado “de acuerdo a lo previsto” en ventas y proyecta un 2019 de crecimiento, teniendo en cuenta que muchos proyectos eólicos deberán estar funcionando a fines de ese año y durante el 2020.

Sin embargo, expresa: “estamos muy preocupados por el año 2020”. El empresario señala que el Mini RenovAr Ronda 3 no motorizará el mercado al ritmo que lo hicieron las subastas anteriores, como la Ronda 1, 1.5 y 2. Esto por la escala de los proyectos, donde esta nueva licitación admitirá proyectos de hasta 10 MW.

De igual modo, aunque reconoce que el Mercado a Término (MATER) está en franco crecimiento, advierte que su desarrollo no podrá suplir lo alcanzado en el Programa RenovAr, por lo menos en la dinámica de cada uno.

Lea también: «Haizea-Sica cierra contratos de provisión con 5 parques eólicos y mantiene expectativas sobre la Ronda 3»

El Programa RenovAr ha adjudicado 34 emprendimientos eólicos en las Rondas 1, 1.5 y 2, por 2.466,2 MW; mientras que el MATER hasta el momento asignó prioridad de despacho para 22 proyectos eólicos por 827,2 MW, en tres ruedas de subastas.

«La Argentina ha cambiado sustancialmente su capacidad financiera para recibir inversiones y no cuenta con líneas de transmisión para despachar a grandes parques. Por lo tanto vemos con preocupación el año 2020», resume el Director General de Haizea-Sica.

Pero adelanta que no se quedarán con los brazos cruzados. «Tenemos una fábrica moderna, con una alta capacidad productiva, tecnología de punta y nos preparamos para el mercado local con sus perspectivas de desarrollo, tal como plantea la ley 27.191. Pero considerando la situación del país estamos trabajando para suplir pérdidas con exportaciones”, indica Simonutti.

«Tenemos una planta tan moderna que estamos preparados para exportar a cualquier país del mundo», confía el empresario, al tiempo que revela que ya están manteniendo diálogo principalmente con países de la región Sudamericana pero también con otros más alejados.

Consultado por la competencia de precios con países asiáticos, Simonutti asegura: » estamos buscando la forma de ser lo más competitivo posible. Es muy difícil competir con Asia, pero estamos analizando la manera».