Lucas Estrada, gerente de proyectos de Energía Provincial Sociedad del Estado (EPSE), cuenta a Energía Estratégica que la fábrica de paneles solares que se pretende montar en San Juan con fondos íntegramente provinciales, Schmid Branch Argentina (SBA), ya podrá comenzar a trasladar a tierras norteñas los equipos importados desde Alemania que estaban retenidos en la aduana de Buenos Aires.

Esta posibilidad se presentó el pasado miércoles cuando el Ministerio de Planificación Federal, tras el visto bueno del Ministerio de Economía de la Nación, firmó un poder para que la planta fotovoltaica sanjuanina se declare como ‘proyecto crítico’, lo que le otorga la posibilidad, entre otros beneficios, de no pagar el 10 por ciento de Impuestos al Valor Agregado de forma anticipada por tratarse de productos importados sujetos a nacionalizarse.

Al estar firmado el decreto este ya no tenemos que pagar ese 10 por ciento que en nuestro caso se trata de muchísimo dinero”, explica con razón Estrada, considerando que el monto de inversión ronda los 139 millones de euros.

El funcionario detalla que ya se importaron 20 contenedores provenientes de la empresa teutona Schmid Group, en donde “se encuentra toda la línea de celdas completas”, y se está a la espera de nuevos equipos que permitirán desarrollar 4 líneas de producción que fabriquen un total de 235 mil paneles solares por año de 300 W cada uno, lo equivalente a una producción cercana a los 70 MW anuales.

Paralelamente, Estrada precisa que se está trabajando para finalizar con los planos de diseño.

Cuenta que aún están haciendo evaluaciones de suelos por las condiciones sísmicas que sufre la provincia de San Juan, que se cataloga como ‘zona 4’, categoría máxima en sismos.

Se trata de un procedimiento complejo donde la planta llevará una fundación especial porque la fábrica de lingotes es muy sensible a las vibraciones y tenemos que resolver este tema técnico antes de empezar a construir”, advierte. Asimismo, compara: “Si tienen fábricas en Japón, que presenta las mismas condiciones de sismicidad que San Juan, ¿por qué nosotros no vamos a tener la nuestra?”.