La llegada del COVID-19 a Colombia vino a complejizar un proceso ya demasiado complejo para el desarrollo de buena parte de los proyectos de energías renovables que están avanzando en Colombia.

Se trata de las consultas previas: reuniones entre ejecutivos de empresas y dueños de los terrenos donde se pretenden emplazar las obras, que tienen como fin llegar a un entendimiento.

La pandemia generó un atraso en las consultas previas con diversas comunidades. Entre las más importantes, se pueden destacar las Wayuu, dueñas legítimas de gran parte del territorio de La Guajira, donde se emplazarían 1.584 MW adjudicados en subastas públicas. Y no sólo eso, sino también la línea eléctrica Colectora, capaz de despachar esa energía a los grandes centro de consumo.

El Gobierno tuvo un primer intento de realizar estar reuniones de manera virtual, pero no tuvo éxito.

Recientemente, hubo un segundo intento, donde se autorizaron citas semipresenciales, es decir, virtuales pero con un complemento presencial donde se admiten un número reducido de personas y acatando las medidas de seguridad sanitaria pertinentes.

Esta nueva modalidad encontró mejor recepción. Autoridades de Enel están esperando la confirmación del Ministerio del Interior para poder avanzar finalmente en septiembre con las consultas previas en La Guajira por el parque eólico Windpeshi, de 200 MW.

Del mismo modo, ejecutivos del parque solar fotovoltaico Caracolí I, de 50 MW, un emprendimiento que avanza para abastecer al sector privado, esperan reunirse con la comunidad Mokana, del departamento Atlántico.

Proyectos adjudicados

Cabe recordar que a principios del año pasado, el Gobierno de Colombia adjudicó 8 proyectos eólicos y solares, por 1.265,2 MW, en la subasta de Cargo por Confiabilidad. Meses después, en octubre, asignó otros 9 emprendimientos renovables por 1.365 MW, en la primera subasta a largo plazo de este estilo que funcionó en ese país.

No obstante, tres de estos últimos 9 proyectos ya estaban asignados en la subasta anterior, ya que en ambos casos lo que se licitó no fue potencia sino energía. En total, 14 centrales eólicas y solares fueron seleccionadas en los dos procesos, las cuales totalizan 1.958,2 MW.

Los proyectos fotovoltaicos se ubicarán en el centro y norte del país. Hay que señalar que uno de ellos ya está operativo. Se trata de El Paso, de 86,2 MW, propiedad de Enel. La central se adjudicó 87,6 GWh/año en la licitación de Cargo por Confiabilidad. Los eólicos, en cambio, están todo ubicados en La Guajira.

Fuente: Ministerio de Minas y Energía

Además existen emprendimientos de energías renovables que están avanzando en el mercado privado, para abastecer a empresas con energía limpia y competitiva. Un ejemplo de ello es el parque solar San Fernando, de 59 MWp, que AES construirá para Ecopetrol.