El ministro de Infraestructura, Rolando Baldasso, dialogó sobre las gestiones que el Gobernador de Mendoza realizó este miércoles en Capital Federal, entre las cuales se cuenta la que mantiene en el Ministerio de Planificación Federal para avanzar en las licitaciones de las nuevas obras hidroeléctricas que se proyectan en Mendoza, como son El Baqueano y Cordón del Plata.

Tras la firma de convenios con la Secretaría de Energía de la Nación, el funcionario anticipó que el 11 de septiembre, en la provincia cuyana, se abrirán los sobres de la licitación de los proyectos ejecutivos, que constituyen la etapa previa a la realización de las obras sobre los ríos Diamante y Mendoza, respectivamente.

El Estado Nacional, a través de un programa de estudio de proyectos hidroeléctricos para todo el país, que financia la Corporación Andina de Fomento (CAF), licitó los estudios para la selección de alternativas técnicas, económicas y ambientales más convenientes para desarrollar el aprovechamiento integral de ambos ríos.

El Baqueano

Según los estudios preliminares, el proyecto hidroeléctrico El Baqueano no sólo mejorará la regulación del río Diamante sino que además generará una potencia instalada de 190 MW.

Con la construcción de esta obra, se permitirá erogar, desde distintos puntos, los volúmenes necesarios para el riego que serán turbinados consecuentemente en Los Reyunos, presa que responderá ante cualquier emergencia energética con una operación de generación, si el sistema interconectado lo requiere.

Cordón del Plata

El proyecto para el aprovechamiento hidroeléctrico Cordón del Plata completará el sistema de regulación del Río Mendoza, que hasta el momento sólo depende del Dique Potrerillos.

Los beneficios redundan en el manejo de disponibilidades del recurso hídrico para el oasis Norte de la provincia y la generación de energía eléctrica para el sistema interconectado nacional, con una potencia instalada de 1100 MW.