Funcionarios de los ministerios de Energía y Minería y de Ambiente y Desarrollo Sustentable evaluaron los avances del proyecto ProBiogás, denominado “Modelos de negocios sostenibles para la producción de biogás a partir de residuos sólidos urbanos orgánicos”, que es llevado adelante con asistencia del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). La iniciativa, que cuenta con un financiamiento de us$ 2,7 millones del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF, por su sigla en inglés), prevé demostrar el potencial de la alternativa para generar energía a partir de residuos municipales en centros urbanos medianos de la Argentina.

Se están desarrollando, en ese sentido, actividades con distintos grados de avance en las localidades de Las Heras, en Mendoza; Rafaela, en Santa Fe; y Tapalqué y Olavarría de la provincia de Buenos Aires, con el propósito de entregar electricidad procedente de biogás a unas 21.000 personas. Durante el encuentro -en el que participaron Maximiliano Morrone, director nacional de Promoción de Energías Renovables, y Mariela Fullone, coordinadora de Energías Renovables- se indicó que uno de los objetivos consiste en modernizar las prácticas de gestión integral implementadas en el país para los residuos.

Lea también: «Ronda 2: se presentaron ofertas de proyectos de energías renovables por 9.403 MW»

El proyecto ProBiogás alienta al respecto acciones de economía circular, para aprovechar la materia orgánica de los residuos; reducir la cantidad de recursos enviados a disposición final; limitar las emisiones de metano y su impacto de cambio climático; y apoyar la estrategia de promoción de las energías renovables.