Autoridades del G2O publicaron 5 principios voluntarios para impulsar el hidrogeno verde

A través de un documento, los líderes mundiales enumeraron las principales acciones que llevaran adelante en favor del vector energético, con el objetivo de acelerar las transiciones energéticas limpias, sostenibles, justas, asequibles e inclusivas.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Días atrás, los ministros de Energía de los países del G20, se reunieron en Goa, India, para profundizar la agenda internacional de energía enfocada en el plan de transición energética.

Tras los encuentros celebrados, las autoridades publicaron  un Documento Final y un Resumen para el Presidente donde enumeran cinco principios voluntarios sobre el hidrógeno renovable y el carbono, con el objetivo de promover las energías renovables y la financiación contra el cambio climático.

De acuerdo al documento, los ministros destacaron: «Tenemos la intención de apoyar los principios voluntarios para permitir la reducción de emisiones, en todos los sectores, y trabajar para abordar los aspectos de sostenibilidad».

«Esto contribuirá a alcanzar los objetivos globales de cero emisiones netas de GEI/carbono neutralidad al acelerar las medidas hacia la producción, utilización y comercio de hidrógeno producido a partir de tecnologías de cero y bajas emisiones y sus derivados, como el amoníaco» agregan.

G20_Energy_Transitions_Ministers’_Meeting_Outcome_Document_and_Chair’s_Summary

Bajo esta premisa, las autoridades detallaron los cinco principios rectores voluntarios de alto nivel sobre el hidrógeno:

  1. Fomentar la colaboración en el desarrollo de estándares nacionales y trabajar hacia un enfoque armonizado a nivel mundial para la certificación del hidrógeno producido a partir de tecnologías de emisión cero y baja y sus derivados tales como como amoníaco.
  2. Promover el comercio libre y justo de hidrógeno producido a partir de tecnologías de emisión cero y baja y sus derivados, como el amoníaco, de conformidad con las normas de la OMC, respaldado por cadenas de suministro resilientes y diversificadas.
  3. Acelerar la innovación tecnológica, los modelos comerciales y la colaboración en I+D para mejorar la cooperación internacional.
  4. Promover inversiones, movilizar financiamiento y desarrollar infraestructura para mejorar la producción, la utilización y el comercio mundial de hidrógeno producido a partir de tecnologías de emisión cero y baja y sus derivados, como el amoníaco.
  5. Apoyar y permitir el intercambio voluntario de información, la cooperación, el diálogo, el intercambio de conocimientos y el desarrollo de capacidades 16 sobre el hidrógeno producido a partir de tecnologías de emisión cero y baja y sus derivados, como el amoníaco, con el objetivo de contribuir a las vías de cero emisiones netas de GEI/carbono neutral , incluso mediante el desarrollo de iniciativas e instituciones regionales e internacionales.

Este documento elaborado por miembros del G20 tiene como objetivo de compartir, colaborar y construir sobre el sentido de responsabilidad y solidaridad un camino para acelerar las transiciones energéticas limpias, sostenibles, justas, asequibles e inclusivas.

De esta forma, se detallaron los grandes desafíos que enfrentan los líderes para garantizar la seguridad energética con cadenas de suministro confiables.

«Reconocemos que ciertos minerales, materiales y tecnologías como semiconductores y tecnologías relacionadas son críticos para las transiciones energéticas y existe la necesidad de mantener cadenas de suministro responsables y sostenibles que cumplan con los principios de la economía de mercado y las normas del comercio internacional, respetando los derechos soberanos de los países», explicaron.

A su vez ponderaron el papel de las interconexiones de la red, la energía resiliente, infraestructura e integración de sistemas eléctricos regionales/transfronterizos, para facilitar el acceso universal a la energía, en condiciones asequibles, fiables y manera sostenible.

«Las redes eléctricas serán esenciales para escalar el despliegue de cero y tecnologías de bajas emisiones, incluidas las renovables. En este sentido, hacemos un llamado para aumentar inversiones públicas y privadas, destacando el importante papel de International Instituciones financieras, incluidos los bancos multilaterales de desarrollo (MDB) en apoyar a los países en desarrollo para que aprovechen todos los beneficios de las interconexiones regionales/transfronterizas, cuando se considere apropiado», afirman.

El G20 está formado por Alemania, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, República de Corea, Rusia, Sudáfrica, Turquía y la Unión Europea.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *