Gennuso expresó que la seguridad de las plantas nucleares “es un tema que ya está muy bien resuelto, de hecho Atucha I tiene más de 40 años y sigue funcionando, se ha extendido la vida y nunca tuvo un problema importante”.

Señaló no obstante que está bien que ante un emprendimiento de esta magnitud la gente pretenda un debate “y es obligación del Estado actuar con total transparencia e informar bien”, reconociendo que “a veces los del ámbito nuclear no hemos sido lo suficientemente buenos en comunicar, quizás confiados en que sabemos lo que hacemos”.

Dijo que la energía nuclear parecía hace unos años estar en declive “y ha vuelto a tomar mucho auge a través de conocerse que es una de las fuentes alternativas más poderosas para un mundo demandante de energía en términos importantes”.

Afirmó que “la calidad de vida está ligada a la capacidad que tengamos de producir energía”.

Informó que las plantas nucleares “lo que hacen es calentar agua, que se hace vapor, para que ese vapor mueva una turbina que genera electricidad; se calienta agua con la energía nuclear que hay que controlar, que tiene muchos sistemas de seguridad, y en el mundo ha demostrado ser muy segura y su problema principal es la disposición final de sus residuos”.

Lea también: «Diversificación: en la Patagonia construirán la quinta central nuclear de Argentina»

Dijo en síntesis a APP que es importante construir dos nuevas centrales nucleares, una de ellas en Río Negro, “y no depender de lo hídrico que ya está prácticamente colapsado, es una energía segura y a un costo, no digo bajo, pero sí muy competitivo”.

Destacó que además se habla de producir 1200 MG, cuando Atucha I y II producen sumadas 900 MG, “con lo cual es un aporte importante al sistema”.

Expresó que la seguridad de las plantas nucleares “es un tema que ya está muy bien resuelto, de hecho Atucha I tiene más de 40 años y sigue funcionando, se ha extendido la vida y nunca tuvo un problema importante”.

“Es una de las energías más seguras, a pesar de lo que se ha dicho, es una de las energías más seguras; lo de Chernobyl fue un problema humano y de desidia de las plantas rusas y en Japón, es todo lo contrario a lo que se cree, la central no generó residuos hacia afuera, fue barrida por un tsunami, pero el núcleo resistió y no hubo ningún problema nuclear, si ahí hubiera habido tanque es petróleo para plantas térmicas tendrían que estar descontaminando el mar”, consignó.

Lea también: «El partido Podemos propone acabar con la energía nuclear en España en el año 2024»

Destacó también que “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que integra el club nuclear, que tiene tecnología propia desarrollada y ha tenido continuidad en 60 años, cosa que no ha pasado en otra industria”.

Fuente: APP.