17 de mayo 2017

Gustavo Gennuso: «la nuclear es una energías de las más seguras y poderosas»

Gennuso expresó que la seguridad de las plantas nucleares “es un tema que ya está muy bien resuelto, de hecho Atucha I tiene más de 40 años y sigue funcionando, se ha extendido la vida y nunca tuvo un problema importante”. Señaló no obstante que está bien que ante un emprendimiento de esta magnitud la […]


Gennuso expresó que la seguridad de las plantas nucleares “es un tema que ya está muy bien resuelto, de hecho Atucha I tiene más de 40 años y sigue funcionando, se ha extendido la vida y nunca tuvo un problema importante”.

Señaló no obstante que está bien que ante un emprendimiento de esta magnitud la gente pretenda un debate “y es obligación del Estado actuar con total transparencia e informar bien”, reconociendo que “a veces los del ámbito nuclear no hemos sido lo suficientemente buenos en comunicar, quizás confiados en que sabemos lo que hacemos”.

Dijo que la energía nuclear parecía hace unos años estar en declive “y ha vuelto a tomar mucho auge a través de conocerse que es una de las fuentes alternativas más poderosas para un mundo demandante de energía en términos importantes”.

Afirmó que “la calidad de vida está ligada a la capacidad que tengamos de producir energía”.

Informó que las plantas nucleares “lo que hacen es calentar agua, que se hace vapor, para que ese vapor mueva una turbina que genera electricidad; se calienta agua con la energía nuclear que hay que controlar, que tiene muchos sistemas de seguridad, y en el mundo ha demostrado ser muy segura y su problema principal es la disposición final de sus residuos”.

Lea también: «Diversificación: en la Patagonia construirán la quinta central nuclear de Argentina»

Dijo en síntesis a APP que es importante construir dos nuevas centrales nucleares, una de ellas en Río Negro, “y no depender de lo hídrico que ya está prácticamente colapsado, es una energía segura y a un costo, no digo bajo, pero sí muy competitivo”.

Destacó que además se habla de producir 1200 MG, cuando Atucha I y II producen sumadas 900 MG, “con lo cual es un aporte importante al sistema”.

Expresó que la seguridad de las plantas nucleares “es un tema que ya está muy bien resuelto, de hecho Atucha I tiene más de 40 años y sigue funcionando, se ha extendido la vida y nunca tuvo un problema importante”.

“Es una de las energías más seguras, a pesar de lo que se ha dicho, es una de las energías más seguras; lo de Chernobyl fue un problema humano y de desidia de las plantas rusas y en Japón, es todo lo contrario a lo que se cree, la central no generó residuos hacia afuera, fue barrida por un tsunami, pero el núcleo resistió y no hubo ningún problema nuclear, si ahí hubiera habido tanque es petróleo para plantas térmicas tendrían que estar descontaminando el mar”, consignó.

Lea también: «El partido Podemos propone acabar con la energía nuclear en España en el año 2024»

Destacó también que “Argentina es uno de los pocos países en el mundo que integra el club nuclear, que tiene tecnología propia desarrollada y ha tenido continuidad en 60 años, cosa que no ha pasado en otra industria”.

Fuente: APP.

4 Comentarios

  1. roque pedace

    Mas alla de definir cual es la necesidad futura de energia en Rio Negro y Argentina la cuestion es si las centrales nucleares proyectadas son la mejor opcion para la transicion hacia una matriz descarbonizada.Hasta donde sabemos son de base y poco aptas para generar siguiendo la curva de demanda y respaldar la oferta electrica .Esta es la propiedad mas imporatnte para complementar las fuentes renovables variables, como son la solar y la eolica, cuya penetracion en argentina y en el mundo es y sera la principal via de sustitucion de fosiles en la generacion electrica si se busca hacerlo en tiempo y forma para minimizar el cambio climatico peligroso.
    La generacion hidroelectrica juega un rol menor en estos escenarios y el factor de planta del parque solar y eolico nacional puede ser similar y aun mejor que el del parque hidro dependiendo de como se planifique su evolucion.

    Responder
  2. Diego Distel

    Lo que dice en la nota acerca de «un costo competitivo» habrá que analizarlo con mayor detalle.
    En otra nota se mencionaba una inversión de 6000 millones USD, para 745MWe de potencia instalada lo que me da un costo de instalación de 8 Millones de dólares por MW. Compárese esto con 2 Millones de dólares por MW instalado de la energía eólica. Con estos números el costo de instalación de la nuclear sería 4 veces más caro que el de la eólica, con un factor de capacidad que nunca puede ser cuatro veces mayor, ya que los parques eólicos pueden andar en un factor de capacidad de entre 30 a 40%.
    Luego tendríamos que considerar el tiempo de vida útil de la central. En Europa se están analizando algunos proyectos eólicos a 25 años, no ya a 20 años como antes, haciendo más rentable la inversión. No se cual sería la vida útil de una planta nuclear, pero supongo que luego de 20 o 25 años de funcionamiento también se va a necesitar hacer inversiones importantes.
    A esto hay que sumarle todo el costo de operación y mantenimiento: Todos los profesionales altamente capacitados que tienen que operar el sistema y el costo del combustible nuclear.
    Después sumemos la guarda por miles de años (no creo que se pueda hablar de disposición final) de los residuos radiactivos.
    Y sumemos todos las externalidades de la minería del uranio, que no están contempladas dentro del precio del combustible nuclear.

    Pregunto entonces: ¿Cuánto va a terminar costando el MWh de origen nuclear? ¿Va a terminar siendo la energía nuclear más cara que las energías renovables, las que supuestamente, en el imaginario colectivo son «caras»?

    Responder
    • Mariano

      Diego Distel: complementando lo que mencionas comento que el factor de carga de los parques eólicos en Chubut es casi del 50% dependiendo del tipo de molino a usar. De esa forma para hacer una comparación de costo de instalación nuclear vs eólica teniendo como premisa que ambas instalaciones generen la misma energía necesitamos (por ejemplo) 1000 MW de una central nuclear contra 2000 MW de una granja eólica. Ello resulta que se necesita una inversión del 50% a favor de la energía eólica respecto de la nuclear. Luego entiendo que los costos de mantenimiento y disposición de residuos son altamente desfavorables para la central nuclear. Lo que tiene a favor la tecnología nuclear es que constituye una fuente de generación firma (central de base) a diferencia de las granjas eólicas cuyo aporte es variables y dependiente del recurso eólico.

      Responder
  3. Juan Carlos Cancio

    Ya escribí en otra parte que hace muy poco más de 40 años, ocurrió un milagro laico en nuestro país: la CNEA, a guisa de una Sara noblemente desgastada, consumó el inverosímil parto del INVAP. ¿Sospechó alguien entonces que este joven Isaac, después de repartir reactores de investigación en Perú, en Argelia, en Egipto -este por 100 millones de u$s- da un salto de medio mundo, aterriza en Oceanía, arrebata de las manos de empresas tan «insignificantes» como la SIEMENS la licitación por el OPAL australiano, y vuelve con los 180 millones u$s, que convierten esta sóla exportación en la de mayor valor unitario EN TODA LA HISTORIA COMERCIAL ARGENTINA…?. Difícilmente, en todo caso, un par de analfabetos en las Ciencias, que el provincianismo estúpido fue capaz de elevar a la Gobernación de dos provincias del Sur argentino, y que para mayor escarnio de la cultura nacional puede rebuznar «¡No a la Nuclear, aquí y en todas partes…! en las tierras en que suenan hoy como timbre de honor de su toponimia los nombres de Arroyito y Pilcaniyeu, y que se enorgullece en hospedar al Instituto Balseiro…? Pero volvamos al INVAP, cuyos avatares prosiguen en la Patria: Isaac se torna Proteo, y empieza a producir sin pausa generadores eólicos, generadores de radioisótopos, radares, paneles solares para satélites, ¡SATÉLITES..! ¿Qué más..? Repito: ¿vieron alguna vez ustedes algo así en sus vidas, ilustres herederos de la Civilización Mapuche, ustedes los que rechazan a las plantas nucleares como «obsoletas» , «contaminantes», » peligrosas»..? Sólo que en los CUARENTA Y TRES AÑOS BIEN CUMPLIDOS desde la inauguración de la primera de Argentina y de Latinoamérica (1974), ella y las dos que siguieron, según reconocimiento del mismo ilustre Weretilneck, premio Nobel al Panqueque, han proveído de nucleoelectricidad a millones de bonaerenses, porteños, cordobeses e incluso a uruguayos en ocasiones, SIN EL MENOR PERJUICIO PÈRSONAL NI AMBIENTAL. ¿No sospechan, señores Simplicios; contra las evidencias que saltan a los ojos, que el saber y la industria nucleares son la PUERTA DE ENTRADA MÁS AMPLIA QUE IMAGINARSE PUEDA a multitud de tecnologías de punta necesarias para la INDEPENDENCIA INDUSTRIAL de la Nación, fuera y aparte de la provisión de energía abundante, LIMPIA , y SOSTENIDA? ¿No ven que han pasado más de treinta años desde Chernobyl, que hay que asegurar ocupación a los jovenes que llevan detrás de sus frentes el tesoro más valioso de hoy: el talento científico? La Renovable No Convencional ES TAMBIÉN, LO ES, REPITÁMOSLO UNA Y CIEN VECES INAPRECIABLE, pero inapreciable como COMPLEMENTO, intermitente e imprevisible por desgracia,de las energías DE BASE. Aún hoy, en este mundo, siguen despejando el terreno los CARROS DE COMBATE, vulgo TANQUES, (energías hidroeléctrica y nucleoeléctrica), y sigue atrás la Infantería.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com