Si bien las realidades entre ambos países son distintas, ya que en el Uruguay los Grandes Usuarios de energía eléctrica optan por las renovables al tener que afrontar tarifas altas, en la Argentina ese proceso se está dando a través de la Ley 27.191, que fija un consumo del 8 por ciento con energías renovables a partir del 2018.

Es por ello que estos consumidores del mercado eléctrico mayorista, de demandas de potencia a partir de los 300 kW, están averiguando diferentes alternativas de abastecimiento de energías limpias.

Existen tres: adquirirla mediante el Estado, a través de las Compras Conjuntas con CAMMESA –opción por defecto-; establecer un contrato con un privado durante un plazo determinado; o bien, autogenerándola.

Es en ese marco que Ventus Ingeniería está ofreciendo distintas alternativas de contratos entre privados, ofreciendo contratos PPA a plazos de 10, 15 o 20 años con proyectos llave en mano “que incluye desde desarrollar el proyecto, construirlo y operarlo”, cuenta a Energía Estratégica, Juan Pablo Saltre, Socio Fundador y Director de Ventus.

Al día de hoy, la compañía se encuentra en negociaciones con empresas, participando de compulsas privadas, trabajando sobre acuerdos para el montaje de proyectos que parten de los 10 MW con horizontes hacia los 50 MW.

Pero otro plato fuerte que ofrece la firma de origen uruguaya es la autogeneración. Opción que, según proyecta la firma, será más que viable no sólo por el cumplimiento de la meta de la Ley 27.191, sino por la quita de subsidios que el Gobierno nacional ya declaró que irá ejecutando sobre la tarifa eléctrica.

De manera gradual, la administración de Mauricio Macri apunta a que en 2019 las tarifas se parezcan a las uruguayas. Y sobre este escenario Ventus tiene experiencia desde el 2011, cuando dejó operativo el primer proyecto eólico de autogeneración para la fábrica de lana ENGRAW S.A.

Lea también: «Meta 8 por ciento renovables: las alternativas que ofrece Ventus a los Grandes Usuarios»

La iniciativa surgió con motivos de reducir costos de electricidad, y, según directivos de la compañía, fue un acierto, ya que durante la vida útil de los aerogeneradores de 4 MW de potencia total, estimados en 20 años, se ahorrarán 8 millones de dólares.

En una entrevista para este portal, Juan Collazo, Jefe de Planta Industrial de ENGRAW, y Diego Wins, por parte de Ventus, como Project Manager del proyecto, cuentan de qué se trata el emprendimiento, cómo surgió y qué resultados arrojó.

¿Qué lo llevó a tomar esta iniciativa de abastecerse con energía renovable?

Collazo: -La iniciativa se debió a cada vez más altos costos de energía eléctrica en el Uruguay.

Si bien el porcentaje de incidencia total en el costo es relativamente bajo, comparado con una industria intensiva en energía (alrededor del 10%), este se iba incrementando cada vez más en el correr de los años.

Además, al ser una empresa orientada totalmente a la exportación, pertenecemos a un sector muy competitivo en cuanto a costo y debemos mirar cada oportunidad de ser más eficientes.

¿Y cómo fue el contacto con Ventus? 

Collazo: -En realidad, Ventus comenzó luego de la instalación del molino eólico que instalamos en ENGRAW a ser los ingenieros que participaron en nuestro proyecto, los mismos que posteriormente fundaron Ventus.

¿En qué consiste esta instalación y cuánto demoró en desarrollarse el proyecto?

Wins: -Nunca antes se había implementado un proyecto en esta modalidad.  Este fue el primer proyecto de autogeneración industrial en Uruguay. El proceso duró aproximadamente 24 meses. Durante 12 meses se llevaron a cabo mediciones y el desarrollo del proyecto, y el período restante se llevó a cabo la construcción y puesta en marcha del parque.

¿Qué consumo de energía tiene ENGRAW y en qué porcentaje logra abastecerse con esta fuente de energía limpia?

Collazo: -El consumo de energía promedio nuestro es de 600 a 700 kWh mensuales. El porcentaje que utilizamos de generación propia es de alrededor del 75 por ciento.

¿Tienen un balance de cuánto se pudieron ahorrar de energía (y de dinero) gracias a la energía renovable?

Collazo: -Como comentaba anteriormente, se ahorró un 75 por ciento de la energía comprada de la red. Esto representó un ahorro anual aproximado de 400.000 dólares. Si trazamos una línea de tiempo, considerando una vida útil de 20 años, podríamos ahorrar hasta 8 millones de dólares.

¿Cómo resuelve cuestiones de mantenimiento y qué rendimiento tienen los equipos?

Collazo: -Los equipos, cuando se compran tienen una opción de un contrato de mantenimiento durante la vida útil del aerogenerador, con la empresa suministradora del molino. Nosotros tenemos un contrato de mantenimiento con esta empresa, en conjunto con una supervisión realizada por Ventus.

¿Y están evaluando realizar nuevas inversiones en energía renovable, ya sea para abastecerse o inyectarla a la red eléctrica?

Collazo: -Por ahora no tenemos planes de inversión en cuanto a energía renovable eólica. Con nuestros 2 molinos de 2 MW de potencia cada uno tenemos casi cubierto nuestro consumo de energía como auto-generadores.

-Sí tenemos otros proyectos de energía renovable de otras fuentes, por ejemplo biomasa, utilizando nuestras aguas residuales que también estamos desarrollando con Ventus.

¿Cuántas iniciativas de este tipo ya han desarrollado en Ventus?

Wins: -Al día de hoy en Uruguay hemos construido 9 proyectos de autogeneración eólicos y solares, a la medida de las necesidades de nuestros clientes.

-Algunos proyectos los hemos implementado en los patios traseros de las industrias, otros aprovechando estructuras preexistentes como los techos de depósitos o empresas.

Lea también: «Se definió el número de Grandes Usuarios que deberán utilizar renovables»

¿Creen que este know how servirá para ser volcado al mercado argentino?

Wins: -Estamos trabajando junto a Grandes Usuarios en Argentina para brindarles soluciones que les permitan acceder a una fuente de energía limpia, medioambientalmente amigable, y accediendo a precios más competitivos que los del mercado. Para muchos casos, como el de Engraw, permitió a la empresa ahorrar a través de la reducción del costo a través del acceso de energía a través de fuentes propias.

-Seguramente veremos muchos de estos casos próximamente aquí en Argentina.