República Dominicana cuenta con una potencia eléctrica instalada que gira en torno a los 4.500 MW. Está conformada en un 76% por fuentes convencionales de generación – carbón, gas natural, diésel y fuel oil –. El 24% restante representa unos 1.000 MW y es generado por energía no convencional, como la eólica, la solar, la biomasa y la mini-hidroeléctrica.

Las proyecciones de incorporación de nueva potencia son alentadoras. El desarrollo de la economía asociado al consumo eléctrico crece sostenidamente. La Comisión Económica para América Latina y Caribe (CEPAL) ubicó al país primero en las proyecciones de crecimiento para la región en 2020, estimando un incremento de 4,7%.

Es en este marco que el Gobierno de República Dominicana pretende en los próximos cuatro años incorporar unos 1.000 MW de energías renovables no convencionales.

Para iniciar este proceso, la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) está trabajando en el armado de lo que será el Pliego de Bases y Condiciones de la primera subasta a largo plazo de energías renovables no convencionales de ese país. Según estimaciones oficiales, la convocatoria se realizará después de mayo de este año.

En torno a las conclusiones sacadas del Primer Informe Concluyente Plan de Desarrollo Energía Renovable en el SENI: Periodo Corto Plazo 2018-2020 (DESCARGAR), proceso del que la CDEEE formó parte, se desprende que se subastarán 250 MW en cinco bloques de 50 MW cada uno: 2 proyectos eólicos y 3 solares fotovoltaicos.

“La licitación o subasta tendría que realizarse única y exclusivamente para desarrollar los proyectos eólicos y solares fotovoltaicos en los polígonos identificados en la Tabla 3 contenida en el presente informe”, indica el informe (DESCARGAR SÓLO CONCLUSIONES) elaborado por el Comité de Seguimiento de la Energía Renovable.

Fuente: Primer Informe Concluyente Plan de Desarrollo Energía Renovable en el SENI

Los adjudicatarios de la subasta firmarían contratos de abastecimiento de energía (PPA, por sus siglas en inglés) a 20 años, monetizados en dólares estadounidenses.

“Los oferentes que concurran a la subasta deberán incluir en sus ofertas las líneas de transmisión necesarias mostradas en la Tabla 5 para su conexión al Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI)”, aclara el documento del Comité de Seguimiento de la Energía Renovable.

Fuente: Primer Informe Concluyente Plan de Desarrollo Energía Renovable en el SENI

Los principales componentes de la licitación girarán en torno al precio y a posibles ofertas relacionadas con almacenamiento de energía y regulación de potencia y frecuencia, así como las facilidades existentes u ofertadas por el propio proponente para despacho de la energía.

Las ofertas que podrán participar en la licitación serán aquellas que tengan al menos una concesión provisional de su proyecto, que hayan hecho la debida diligencia para competir y cuenten con la capacidad financiera para acometer su propuesta.

Hasta el 17 de septiembre del año 2019, la Comisión Nacional de Energía (CNE) registró 12 concesiones definitivas para proyectos eólicos:

Además, otorgó dos concesiones provisionales. Una al Parque Eólico Sajoma y otra al Parque Eólico Esperanza.

Pero cabe destacar que hay más de 30 concesiones “en trámite” entre nuevas solicitadas “definitivas” y “provisionales” (VER TODAS LAS CONCESIONES EN LÍNEA).

Es de señalar que el Gobierno de República Dominicana ha identificado 26 áreas de interés con gran potencial eólico y 24 para solar fotovoltaica. Éstas están distribuidos de la siguiente manera:

Polígonos de proyectos eólicos. Fuente: Ministerio de Minas y Energía de República Dominicana

Polígonos de proyectos solares. Fuente: Ministerio de Minas y Energía de República Dominicana