Luego de varias semanas de incertidumbre, la propuesta presentada por el Senador Marcelo Guinle, del Frente para la Victoria (FPV), que propone actualizar la ley 26.190 con vistas a generar las condiciones para la inversión en proyectos de energías renovables, será nuevamente analizada por los asesores de los legisladores que forman parte de la Comisión de Energía y Combustibles.

Fuentes de la comisión informaron a energiaestrategica.com que la audiencia se desarrollará el próximo miércoles 22, a las 14 horas, en el anexo del Congreso. Así figura en la orden del día.

¿Cuáles son las expectativas? En la audiencia anterior los asesores se comprometieron en estudiar en detalle el texto, ya que recién se estaban interiorizando en la materia, por lo que se espera un debate más profundo.

En líneas generales, hay coincidencia en que esta ley mejora las perspectivas de la actividad y logra estabilizar el marco regulatorio, tan necesario para incentivar los emprendimientos. Sin embargo, hay actores que consideran que “es perfectible”, por tanto, sugieren aplicar modificaciones, a pesar de que se demoraría el proceso y peligra que no sea transformado en ley este año.

¿Vale la pena asumir el riesgo? Es la pregunta que se hacen en el sector, en puntual, las fuentes solar y biomasa, disconformes con el límite de 113 dólares el precio del MWh planteado en al articulado. Cabe destacar que pocas veces la industria tuvo una iniciativa con un estudio tan minucioso en el área financiera, que es el gran inconveniente a resolver.

El equipo de Guinle ha trabajado para que la ley salga por unanimidad, recogiendo los comentarios en el senado de los sectores y partidos políticos. Tanto la Unión Cívica Radical de Ernesto Sanz, como el PRO, en nombre del senador Diego Santilli, acompañaron la iniciativa. La media sanción en la cámara alta obtuvo 58 contra 4 votos.

Así y todo, con el visto bueno del oficialismo ya podría seguir curso al recinto: más de la mitad de los 35 integrantes de la comisión, pertenecen al Frente Para la Victoria. Además, Alfredo Metaza, del FPV por la provincia de Santa Cruz, es el presidente.

Los detalles del texto

La propuesta de Guinle (descargar proyecto de ley) es actualizar la ley de energías renovables 26.190, con vistas a que en 2017 un 8 por ciento de la generación de energía eléctrica sea aportada por fuentes alternativas. Para ello establece una ingeniería financiera, pocas vistas en la actividad.

Tiene un nombre: Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (FODER), que se conformaría de la siguiente manera:

  • Destinar un mínimo del 50 por ciento del ahorro efectivo en combustibles líquidos causado por las energías renovables (se calcula que las energías renovables ahorrarían al fisco 41.000 millones de dólares hasta el año 2025)
  • Cargos específicos a la demanda
  • Recupero de capital e intereses de la financiación otorgada
  • Dividendos o utilidades percibidas por titularidad de acciones o participaciones en proyectos o ingresos por sus ventas

En cuanto al mecanismo de promoción fiscal, el nuevo texto propone:

  1. a)    Amortización acelerada del impuesto a las ganancias, a lo que se suma:
  2. b)    Devolución anticipada del Impuesto al Valor Agregado (IVA).
  3. c)    Exención del Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta.
  4. d)    Certificado Fiscal por el 20 % del componente nacional siempre que se integre un mínimo del 30%.
  5. e)    Exención del impuesto sobre la distribución de dividendos (10%) ante la reinversión de utilidades.
  6. f)     Exención de los derechos de importación para bienes de capital y equipos hasta 2017.
  7. g)    No aplicación de tributos específicos, regalías nacionales, provinciales y municipales durante el régimen de fomento.
  8. h)    Traslado de posibles aumentos fiscales a los precios de los contratos.

Otros puntos de interés

  1. i)     Tratamiento para el despacho como central hidroeléctrica de pasada, lo que brinda prioridad de despacho a los proyectos.
  2. j)     Aporte de la reserva de potencia soportado por todo el sistema.
  3. k)    Límite de 113 us$/MWh promedio al precio de los contratos suscriptos por los Grandes Usuarios (muy inferior a la penalidad de 200 us$/MWh).
  4. l)     Prioridad de acceso al financiamiento público (FODER) a proyectos con mayor  integración de componente nacional.