Pindó S.A. es una empresa agro-foresto-industrial y de servicios que opera en la zona norte de la provincia de Misiones desde 1976. Produce entre 50 y 60 mil toneladas al año de material boscoso aprovechable para la generación de energía eléctrica y es por ello que se encuentra realizando importantes inversiones dentro de su planta para no solo ampliar su capacidad productiva, sino para aprovechar el potencial energético de sus recursos.

En diálogo con energiaestrategica.com, Andrés Scherer, director y socio de Pindó S.A., cuenta que el aserradero consume un máximo de 1,4 MWh pero que cuando finalicen obras su demanda energética será de 2,3 MWh en picos de consumo máximo durante el día.

No obstante, desde la empresa pretenden aprovechar el volumen de biomasa seca instalando un sistema de caldera con una potencia de 3,3 MW. De ese modo, podrán inyectar a la red un mínimo de 1 MWh y en determinados tramos del día (cuando las máquinas de gran porte salgan de servicio) entregar hasta 2,5 MWh.

Actualmente el proyecto está en un 70 por ciento de su estado de ejecución de obras y se estima que durante los próximos 3 meses estarán finalizadas. Sin embargo, aún faltan habitaciones del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) y el Ministerio de Energía y Minería, para lo que se están completando documentos correspondientes.

Asimismo, desde Pindó S.A. están en tratativas de un Acuerdo de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés) con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA). De acuerdo a ciertas estimaciones, un precio acorde por MWh para este proyecto rondaría entre los 150 y 180 dólares.

Scherer se esperanza con que los trámites con los entes gubernamentales avancen en plazos similares a los de la ejecución de su planta; es que ya hace más de un año que están entregando documentos para obtener los permisos correspondientes.