Aseguran que los PPA renovables siguen siendo la mejor opción a pesar de la Excepción Ibérica

Analistas del sector mostraron sus previsiones sobre el impacto del tope del gas en los proyectos verdes, además comentaron los cambios en las contrataciones, que se han inclinado a desarrollos no contaminantes.


Julián García

Por

juliangarcia@energiaestrategica.com

El jueves pasado, la consultora Aleasoft realizó un webinar llamado “Perspectivas de los mercados de energía europeos en la segunda mitad de 2022”, en el que distintos especialistas del sector brindaron sus análisis.

El Director de Estrategia y Asuntos Públicos del grupo Engie, Daniel Fernández Alonso, comenzó su presentación explicando la reciente  noticia de la regulación al precio del gas, y aseguró que la medida no destruirá “en lo más mínimo la apuesta de España por las renovables”.

La llamada excepción ibérica estará vigente a partir del 14 de junio de 2022 y hasta el 31 de mayo de 2023. Este mecanismo topa de forma artificial el valor del gas en el mercado, y su objetivo es reducir el valor marginal para favorecer a un amplio arco de consumidores.

El precio será en un comienzo de 40 €/MWh, subiendo hasta los 70 €/MWh. La medida supondrá una reducción de la electricidad que empezará con un aproximado del 20% de descuento, decreciendo hasta el 15% para los clientes con una potencia contratada sea inferior a 10 kW.

En este sentido, el directivo recalcó que la excepción ibérica es una medida a corto plazo, e implementada principalmente por cuestiones políticas y situaciones excepcionales. Agregando que: “No responde a un cambio en una realidad tangible como es que España está a la vanguardia en el desarrollo de energías renovables en el continente europeo”.

Siguiendo esta línea, citó al Plan Nacional Integral de Energía y Clima (PNIEC) de España, y señaló que, según sus previsiones, los objetivos planteados en este programa se cumplirán, y agregó que posiblemente se superen las cifras esperadas.

Cabe recordar que, El PNIEC marca una serie de metas, como paso previo a una descarbonización total en el 2050, estos son: la reducción de un 23% de emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a las de 1990; un incremento de hasta un 42% de renovables sobre el uso final de la energía: la mejora de la eficiencia energética en un 39,5%; y el incremento de hasta un 74% de energía renovable en la generación eléctrica.

PPA renovables

Por otro lado, y haciendo hincapié en el desarrollo de los PPA, Ignacio Sáenz Berruga, Jefe de organización y ventas del grupo francés Engie, indicó que, ante este escenario de volatilidad de precios y protecciones momentáneas del mercado, optar por los contratos bilaterales asegura “ pagar a un coste menor que en el mercado”.

“En este contexto, el valor de la electricidad marca un descenso en el largo plazo. Hoy al año se está pagando por encima de los €100 MWh). Pero si en su lugar se realiza un contrato con términos a cinco años, los costos bajarán hasta los €60 o €70”, subrayó el ejecutivo.

Además, remarcó que ha habido un cambio de paradigma en la búsqueda de proyectos por parte de los clientes. “Históricamente se buscaba un “carga-base” al precio más bajo posible, pero en los últimos años se ha generado un compromiso con la transición energética, optando por proyectos verdes, pero un poco más caros”, destacó Sáenz Berruga.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *