En la actualidad, referentes empresarios y políticos bregan por alcanzar la meta fijada por el legislador del Frente Para la Victoria (FPV), Marcelo Guinle. De transformarse en ley, surgirán importantes iniciativas en el campo de las renovables, lo que implicará un aumento de la demanda de mano de obra.

En relación a este punto, Pablo Bertinat Ingeniero Electricista, docente y Máster en Sistemas Ambientales Humanos, asegura que en Argentina hay calidad y cantidad de personal preparado para asumir un desafío como pretende la industria. No obstante, resaltó la necesidad de capacitar a los estudiantes de las distintas profesiones que intervienen en las cuestiones energéticas:

“En las industrias que buscan producir combustibles sustentables intervienen biólogos, abogados, arquitectos, ingenieros, etc. Habría que perfeccionar a estos sectores si lo que se intenta es superar en un futuro esos objetivos”, comentó Bertinat.

En este sentido el experto considera que “sería interesante analizar los planes de estudio de las distintas profesiones para ver de qué manera aportan o podrían aportar a la formación de nuestros especialistas”.

Si bien el debate sobre esta ley se encuentra abierto, el ingeniero asegura que la oferta laboral no es un impedimento si lo que se quiere en este momento es alcanzar el desarrollo de energías renovables previsto por Marcelo Guinle, pero que sí recomienda planificar sobre el tema, para lograr mejoras en un futuro no tan lejano.

De todas maneras, el proceso será lento y progresivo, lo que dará el tiempo suficiente para preparar a las personas que vaya incorporando la actividad. En Europa, por caso, hay técnicos e ingenieros que hoy están sin trabajo, por lo que podría acudirse en última instancia a sus servicios. Aunque nadie en el rubro considera que se deba llegar a este punto.

Por su parte, la Asociación Argentina de Energía Eólica (AAEE) se anticipó al crecimiento que pueda venir.  El próximo 25 de agosto la organización dio comienzo a una diplomatura que tiene entre sus objetivos “Formar profesionales en el área del aprovechamiento de la energía eólica”.

La duración del curso está estipulada en 400 horas de clase virtual.

Objetivos de la Diplomatura

  • Formar profesionales en el área del aprovechamiento de la energía eólica.
  • Afianzar los conocimientos requeridos para operar en la conversión de la energía cinética del viento en energía eléctrica.
  • Afianzar los conocimientos requeridos para entender el funcionamiento y los procedimientos propios  para el  diseño de aerogeneradores y su instalación en puntos aislados o en granjas conectadas a la red.
  • Formar a los destinatarios para el desarrollo de  un estudio de recurso eólico.
  • Capacitar al alumno para que pueda formular y evaluar proyectos de energía eólica.
  •  Dar a conocer los diferentes mecanismos legales, operacionales y procedimientos que han servido como factor de éxito o de fracaso a nivel mundial para el desarrollo en materia de energía eólica, reconociendo su importancia e implicaciones en la práctica.
  •  Proponer el análisis de  la factibilidad de los sistemas Viento – Hidrógeno.