Aseguran que el proyecto de resolución de comunidades energéticas no les brinda un régimen especial

En exclusiva Energía Estratégica, Luis Moreno, experto del sector afirma que la regulación publicada para comentarios solo somete a las comunidades al régimen existente de autogeneración de pequeña y gran escala. El análisis del especialista.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

La Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) se encuentra trabajando, de manera coordinada con el Ministerio de Minas y Energía (MINEM) y la Unidad de Planeación Minero – Energética (UPME) en la reglamentación de las comunidades energéticas en Colombia.

En efecto, días atrás, la CREG en su sesión No. 1322 del 13 de junio de 2024, aprobó someter a consulta pública el proyecto de resolución “Por la cual se armoniza la regulación para la integración de las comunidades energéticas al Sistema Energético Nacional y se dictan otras disposiciones”, por un término de quince 15 días hábiles, contados a partir del día siguiente a su publicación en el portal web de la CREG (19 de junio).

Proyecto_Resolución_CREG_701_051_2024

La consolidación de las comunidades energéticas genera mucha expectativa en el sector energético colombiano al ser una apuesta fundamental en el panorama de la transición energética en Colombia. Por ello, las autoridades regulatorias están trabajando en que este proyecto de resolución entre en vigencia en el menor tiempo posible.

En este marco, Luis Moreno, experto en Derecho Minero Energético y profesor universitario en regulación, analizó en detalle el proyecto de resolución y alertó en la necesidad de invertir en  redes de infraestructura  para ofrecer más capacidad de la red.

¿Qué opinión le merece este borrador de comunidades energéticas?

Años atrás, el concepto de comunidades energéticas se puso muy a la vanguardia y muchos pensaron que era necesario darle un marco legal y un régimen especial a estos grupos.

En 2023, el MINEM sacó un decreto para aclarar que las comunidades energéticas son autogeneradoras pero colectivas y que estas deben registrarse. En este sentido, las comunidades pueden hacer autoconsumo colectivo, pero también pueden hacer producción energías para comercializar lo cual es definido como generadores distribuidos.

En la resolución nueva del 2024 que está a consulta, la CREG busca definir las condiciones de prestación de servicio público en esas comunidades.  Establece que las comunidades se van a regir por la regulación existente de autogeneración de pequeña y gran escala y no les brinda un régimen especial.

Lo novedoso es que distingue las comunidades energéticas en el sistema interconectado nacional y distingue las comunidades energéticas en las zonas no interconectadas. A las comunidades étnicas y rurales las habilitan a comercializar energía a usuarios no regulados dentro de la comunidad. Los otros simplemente producen energía para sí mismos. Entonces no está claro si las comunidades que no son etnias o rurales pueden comercializar.

Además, cabe destacar que las comunidades étnicas y rurales si obtienen financiamiento del estado mientras que las otras no. Por ello, actualmente en Colombia, la mayoría son las étnicas y rurales.

En conclusión, esta resolución remite el régimen de las comunidades energéticas a lo que ya existe en cogeneración de pequeña y mediana escala y lo que ya existe en generación distribuida. Todo lo llevaron al régimen que ya conocemos y pienso que las comunidades energéticas deberían tener un régimen especial.

¿Y qué aspectos positivos identificas del proyecto de regulación?

Veo como buena señal que las comunidades que generan menos de 1 MW y menos que 5 MW van a tener un procedimiento más expedito de conexión. No obstante, hay que verificar que les alcance la capacidad de la red al momento de conectarse.

Estas redes no están preparadas para tantos intercambios de energía, habría que invertir en robustecer la infraestructura eléctrica para que estas comunidades energéticas no se frustren.

Por otro lado, estamos regulando la autogeneración remota, donde no necesariamente la planta de autogeneración debe estar en el punto de consumo, sino que también puede estar distante. Será muy interesante tener comunidades energéticas con plantas de generación distantes. Estimo que se verán mucho esas tendencias.

¿Existen casos de éxito de pares latinoamericanos para tomar como ejemplo?

No ha habido mucho desarrollo y las experiencias no han sido tan amplias en el contexto latinoamericano. Pocos países de la región han avanzado en la autogeneración colectiva. Las referencias que se tienen vienen de España.

Colombia es el más avanzado en esta materia: hay más de 2500 comunidades energéticas registradas en el Minem. Ojalá los comentarios del sector ayuden a avanzar en una regulación que impulse la actividad

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *