“Soy un profesional que hace 10 años me desempeño como Gerente Industrial y que desde, hace 3 años ayudo con mis conocimientos y experiencias a otras empresas como consultor”. De este modo se define Cristian Leyes, quien confía que cuando comenzó su carrera asesorando compañías en su proceso productivo no imaginó que fuera a crecer tanto el segmento de la eficiencia energética.

Actualmente Leyes está abocado fuertemente a auditorías energéticas, proyectos de ahorro de energía, gestión de la energía e integración de energías renovables. En entrevista con energiaestrategica.com, el especialista precisa detalles de lo que dejó el 2016 en esta materia y las expectativas que despierta este nuevo año.

¿Cómo fue el proceso que lo llevó como consultor en el área energética?

Como consultor mi trabajo es encontrar las oportunidades para la gestión eficiente de los recursos, y la energía es el recurso primario detrás de la Industria y la actividad humana.

Luego de diplomarme en Gestión Eficiente de la Energía; la UIA junto con la Cámara de Comercio Argentino Alemana revalidaron la titulación en Europa como European Energy Manager. Así comienzo a desarrollar los primeros proyectos de eficiencia energética dentro de mi rol de Gerente Industrial.

Luego de que el Gobierno nacional pusiera sobre la mesa el difícil contexto energético y comenzara a elevar los costos de la energía eléctrica, la Industria local comienza a entender que durante años menospreciamos y desperdiciamos el recurso energético. El aumento de tarifas de febrero del 2016 fue un shock y prendió luces de alarma.

A partir de allí todas las consultas apuntaron exclusivamente a cómo reducir el consumo de un insumo que, de pagarse a valores similares a los que pagan países de la región, dejarían a varias industrias fuera de juego.

¿Fue tan drástico el cambio tras la suba de tarifas?

Claramente. En este nuevo contexto el precio de la energía eléctrica en la industria deja de ser despreciable para transformarse en un insumo desequilibrante dentro del costo de venta.

El mundo vio como un problema a resolver el uso racional y eficiente de la energía desde hace décadas. Y si bien ya existen normativas internacionales acerca de la gestión de la Energía, como ISO 50.001 (desde el 2011), aún en Argentina tenemos mucho camino por recorrer.

¿Cuáles son las principales inquietudes del sector empresario que solicita el servicio y cuáles son las opciones de mejoras?

El sector empresario necesita reducir el consumo porque no puede en todos los casos trasladar el aumento de costos al precio del bien.

Lo principal para mejorar es comenzar a gestionar la energía como un insumo. Es decir, orientar a toda la organización a que la energía forme parte de sus decisiones operativas cotidianas.

Por ejemplo, al decidir la compra de un motor, más allá del precio del bien se debe considerar el consumo de energía durante toda su vida útil. Este análisis, llamado Total Cost Ownership, pone en juego a la energía en el largo plazo.

Obviamente que reemplazar equipos antiguos, invertir en tecnología, en equipamientos que consumen menos, es un camino rápido aunque no siempre es el más eficiente. Vale citar a W.E.Deming: ”No se puede mejorar lo que no se mide”. Entonces, el camino correcto siempre empieza analizando y midiendo la situación actual. Para ello una Auditoría Energética es lo recomendable, supone realizar un relevamiento especializado de los consumos energéticos significativos y establecer alternativas para reducirlos.

La Auditoria Energética puede contener medidas de ahorro que no tienen ningún coste como ajustar la potencia contratada a la distribuidora y modificar el uso de los grandes consumos.

¿Entre las opciones de mejoras se pretende la incorporación de energías renovables?

La opción de autogeneración por medio de Energías Renovables es una de las tantas alternativas. Tiene la ventaja de ser escalable, es decir que puedo aumentar en etapas la generación para abastecer los consumos propios y es una solución ya probada y madura en el resto del mundo.

Actualmente la Ley de Energías Renovables 27.191 obliga a los Grandes Usuarios (aquellos que superen los 300 Kw de potencia contratada) a comprar el 8% de energías de fuentes renovables para el 2017 e incrementar dicha participación al 20% en 2020. Aquí la autogeneración con energías limpias se presenta como la mejor opción técnica y económica.

¿Y en el caso puntual de Santa Fe, que cuenta con el programa tarifario de incentivos Prosumidores, el cual paga 5,5 pesos el Kwh de energía renovable inyectado a red?

Prosumidores es un programa dirigido al sector residencial, tiene un cupo de 200 proyectos y un límite del generador fotovoltaico de 1500 Wpa. Es un excelente inicio pero no define las reglas de juego del mercado. Algunas empresas ya han iniciado proyectos fotovoltaicos aprovechando que en la provincia de Santa Fe existe la posibilidad de conectarse a la red. Pero esto dista mucho de ser masivo porque aún quedan muchas preguntas por responder como: ¿Quién y cómo se controlará que la autogeneración cumple con la participación del 8%? Cuál va a ser el precio de la energía de fuentes Renovables que comercialice CAMMESA? ¿Habrá cupo para comprar mediante PPA o lo absorberá todo CAMMESA? ¿El excedente de la autogeneración a qué precio lo comprará la comercializadora? Es decir preguntas absolutamente necesarias para realizar el análisis de Inversión.

¿Qué expectativas tiene para este año?

Este año, de manera muy cautelosa, el sector industrial comenzará a tomar en serio conceptos como eficiencia energética: Total Cost Ownership, auditorías energéticas, niveles de eficiencia en motores, iluminación, monitoreo y gestión de la demanda eléctrica, eficiencia en la generación y uso del aire comprimido; esto explorará y exigirá fuentes de financiamiento para sus proyectos, ajustará planes de inversión, etc. Pero creo que ante todo se mantendrá alerta e informado sobre cómo evoluciona la legislación y sus obligaciones.

Básicamente estamos hoy ante un nuevo escenario en donde las reglas de juego está aún por definirse.

Lea  también: «Una columna de opinión sobre eficiencia energética»