A un año de su creación, la Asociación Mundial de Biogás (AMB) aprovechó la ocasión de la COP22, en Marruecos, para invitar a empresas, asociaciones, universidades, profesionales y cámaras empresarias de plano internacional, a sumarse para trabajar en el desarrollo de la cadena de valor del biogás.

Marcelo Álvarez, presidente de CADER, valoró el accionar de la organización y anticipó que desde Argentina se colaborará en las gestiones que se realicen para desarrollar el mercado. “Sin dudas el biogás es una de las tecnologías limpias que más potencial de crecimiento tiene en nuestro país y el mundo”, expresó el dirigente.

La institución argentina buscará realizar sus aportes a través de la Comisión de Bioenergías que preside Julio Menéndez, ingeniero agrónomo y reconocido experto de la actividad.

Este comité se reúne en forma mensual en la sede que CADER dispone en Capital Federal. En la última audiencia el grupo de trabajo avanzó en un proyecto denominado “Plan Nacional de Biogás”, del que también participan autoridades, empresas y profesionales del sector.

Lea también: «CADER se pone a disposición del Gobierno en la sugerencia de medidas que contribuyan a reducir emanaciones de impacto ambiental»

“Consideramos de vital importancia apoyar y acompañar a las instituciones internacionales que promueven las energías renovables”, resaltó Álvarez. El dirigente mencionó que CADER es miembro fundadora del Global Solar Council (GSC) y activo jugador del Global Wind Energy Council (GWEC).

Sobre AMB

La Asociación Mundial de Biogás fue motorizada por el American Biogas Council (Estados Unidos), la Anaerobic Digestion and Bioresources Association (Reino Unido) y el Consorzio Italiano Compostatori.

Surgió a los efectos de extender las tecnologías asociadas al biogás, el biometano y digestión anaerobia para reforzar la lucha contra el cambio climático y consolidar una economía baja en carbono.

“Siempre es importante que una organización defienda los intereses sectoriales a nivel internacional”, destacó Álvarez.