Argentina desempeñó un papel destacado durante las reuniones de trabajo que se llevaron adelante en la segunda sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, UNEA-2, que acaba de finalizar en Nairobi, Kenia. Nuestro país presidió las reuniones del Grupo de Países de América Latina y el Caribe (GRULAC) y del G77 + China, donde tuvo que intermediar entre posiciones sobre temas conflictivos, en la búsqueda del consenso entre las propuestas de los distintos países.

Nuestro país estuvo representado por una delegación integrada por funcionarios de Cancillería, de la Embajada de Argentina en Kenia y por Diego Moreno, secretario de Política Ambiental, Cambio Climático y Desarrollo Sustentable del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

Durante el encuentro, Diego Moreno firmó con la presidenta del COP 21 de París y ministra de Ambiente de Francia, Ségolène Royal, la adhesión a la iniciativa Global Alliance for Building and Construction, que promueve normas constructivas sustentables y de la que ya forman parte más de 20 países.

El ministro de Ambiente y Desarrollo de la Nación, rabino Sergio Bergman, destacó la importancia de que nuestro país participe de este tipo de reuniones. “Esta es otra muestra de que estamos de vuelta en el mundo, en lugares de relevancia y con posiciones de liderazgo y cooperación”.

En la reunión se discutieron propuestas de acción para el trabajo de los próximos años en materia de conservación de la biodiversidad, tráfico de flora y de fauna, desperdicios de alimentos, recursos naturales, producción y consumo sustentable o conservación de las especies marinas.

Al cierre del encuentro, los países presentes se comprometieron a trabajar para crear fuertes alianzas tendientes al desarrollo sustentable y la erradicación de la pobreza. Vivir en paz y armonía con la naturaleza fue uno de los objetivos que se plantean aunque, aclararon, eso solo es posible si se llevan adelante acciones para preservar el planeta para nosotros, nuestros hijos y las futuras generaciones.