Argentina define el rol de las renovables en su plan al 2030 y lineamientos al 2050

La Secretaría de Energía de la Nación determinó que las energías verdes bajo la Ley N° 27191 tendrán el 30% de participación en la generación eléctrica total al finalizar la actual década y entre 53% y 59% en el largo plazo.

El gobierno de Argentina aprobó el Plan Nacional de Transición Energética al 2030 y los Lineamientos y Escenarios para la Transición Energética a 2050, que contempla las distintas medidas para descarbonizar el sistema energético y dar cumplimiento sobre el cambio climático conforme al Acuerdo de París. 

¿Qué papel tendrán las renovables? Hacia el 2030 se proyecta no exceder la emisión neta de 349 millones de toneladas de CO2 para toda la economía, por lo que se buscará tanto reducir la demanda, como también más del 55% de participación de renovables en la matriz y alcanzar los 1000 MW de capacidad en generación distribuida . 

Mientras que hacia el 2050, el gobierno prevé que las energías verdes represente entre el 70% y el 90% de la electricidad producida, aunque en ambos objetivos no sólo se incluyen aquellas consideradas en la Ley N° 27191, sino también las centrales hidroeléctricas mayores a 50 MW de potencia. 

Por lo que sí sólo se toman aquellas tecnologías detalladas en el régimen de fomento de la Ley N° 27191, el porcentaje oscilaría en 30% hacia el 2030 y entre 53% y 59% de participación al 2050. Pero en este último caso, el documento señala que cumple las segundas NDC del país pero que “ninguno de los tres escenarios propuestos alcanza las emisiones netas cero de gases de efecto invernadero”.

Nueva capacidad a instalar

De acuerdo a los documentos, durante el transcurso de la corriente década entrarán en operación alrededor de 7548 MW renovables (sin incluir hidroeléctricas > 50 MW) y 140 MW de sistemas de almacenamiento por bombeo y baterías. 

Y si a ello se le suma los 342 MW de generación verde para la producción de aproximadamente 30 ktHz de hidrógeno bajo en emisiones, las inversiones requeridas serán de MMUSD 86.642. 

Mientras que el panorama hacia el año 2050 resulta más complejo, debido a que se consideran tres escenarios para el desarrollo sostenible del sistema energético del país y, en particular, para la incorporación de más proyectos. 

Las inversiones necesarias en nueva potencia al 2050 oscilaría entre los MMUSD 101536 y 113679, pero tecnologías contempladas en la Ley N° 27191 y sistemas de baterías sólo serían entre MMUSD 32656 y MMUSD 34697.

“La generación eólica es la que en mayor crece en los tres escenarios, seguida de la hidroeléctrica y la solar. Aunque en términos porcentuales, la capacidad instalada de fotovoltaica crece mucho más que la hidráulica en los tres escenarios. Asimismo, hay un crecimiento en la biomasa y el biogás pero relativamente menor”, detalla el documento. 

Pero también se debe destacar que se contemplan otros usos para las energías renovables no convencionales: 

  • Reemplazo de gas natural: de 6072 MW (MMUSD 5200) a 43756 MW (MMUSD 37959).
  • Hidrógeno verde: 7991 MW (MMUSD 6678) a 32877 MW (MMUSD 19615) en pos de producir de 700, 1.540 y 2.880 ktH2. 
  • Electrolizadores para H2: 4994 MW (MMUSD 2896) a 20548 MW (MMUSD 11930).

Por ende, si se suman todos esos factores, el país incorporaría entre 73,47 GW y 167,11 GW de nueva capacidad, por inversiones que rondarán entre MMUSD 116310 y MMUSD 183183, en el escenario más ambicioso.

DESCARGAR PLAN NACIONAL DE TRANSICIÓN ENERGÉTICA 2030

DESCARGAR LINEAMIENTOS Y ESCENARIOS PARA LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA A 2050

1 Comentario

  1. Marcelo ALIGNANI

    y cual es el nivel de cumplimiento real que tenemos de este plan?

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *