Argentina actualizó los montos del Certificado de Crédito Fiscal para la generación distribuida

La Subsecretaría de Energía Eléctrica elevó el valor por unidad de potencia instalada de $65 a $120 por cada watt, con tope de $8.500.000 por proyecto. ¿Cómo impacta en el sector?

El Gobierno Nacional de Argentina actualizó el monto del Certificado de Crédito Fiscal (CCF), aquel beneficio para los usuarios – generadores que hayan instalado un equipo de generación distribuida en los términos establecidos en la Ley N° 27.424. 

“La actualización del CCF es necesaria. La solemos ajustar por la inflación y distintos factores, por lo que la idea es hacerlo a un valor cercano de acuerdo a la inflación. Este año tendremos un nuevo número unitario distinto para CCF”, había anticipado Nicolás Biurrún, coordinador de generación distribuida en la Secretaría de Energía de la Nación, en enero 2023 cuando dialogó con Energía Estratégica. 

Lo cierto es que esta medida llegó tras más de nueve meses desde la última suba (julio 2022), y mediante la Disposición 34/2023, la Subsecretaría de Energía Eléctrica elevó el valor por unidad de potencia instalada de $65 a $120 por cada watt, lo que significó un aumento de aproximadamente al 85%.  

Mientras que por el lado del tope máximo a otorgar por cada usuario – generador beneficiario, éste pasó de $4.500.000 a $8.500.000, es decir que tuvo un incremento porcentual superior a los 88 puntos. 

Y según detalla la disposición publicada en Boletín Oficial de la República Argentina, los montos del incentivo promocional de Certificado de Crédito Fiscal establecidos serán aplicables para las solicitudes de reserva de cupo aprobadas a partir del 1º de enero de 2023 y hasta el 31 de diciembre de 2023. 

De esta manera, el CCF obtuvo su tercer aumento en menos de dos años (julio 2021, julio 2022 y abril 2023), tras que los importes quedaran en stand by entre finales del 2019 y 2021, aún con el contexto macroeconómico inflacionario que atravesó Argentina. 

Bajo ese contexto, Martín Dapelo, socio fundador de ON-Networking Business, conversó con Energía Estratégica y señaló que la medida es “positiva” para el sector de la generación distribuida, aunque puso el foco en el cumplimiento de objetivos nacionales y el nivel inflacionario acumulado. 

“Es una excelente noticia que, sumado a la puesta en marcha del FODIS luego de cinco años y la publicación de la reglamentación de la adhesión de Buenos Aires, son buenas considerando que el objetivo en el Plan de Adaptación y Mitigación del Cambio Climático es de 1 GW de GD al año 2030 y que la cantidad de U/G era de 22000 usuarios al 2023”, sostuvo. 

“De todos modos, con los niveles de inflación cercanos al 100%, una actualización es buena pero deberíamos pensar en que se haga de forma semestral. Si bien prácticamente se respetaron los aumentos de acuerdo a la inflación, aquellos usuarios que pidieron un CCF con $65, ya quedaron desactualizados”, amplió.  

¿Cómo impacta el nuevo valor en las instalaciones?

Dapelo también se refirió a qué tan aprovechable resulta los límites económicos marcados por la Disposición 34/2023 de la Subsecretaría de Energía Eléctrica de la Nación y detalló que “el máximo rédito del Certificado de Crédito Fiscal se da en una instalación de 70 kW”. 

¿Por qué? “Ronda el 25% de la inversión de ese tipo de instalación, pero si se pasa esa potencia, se aplica el tope y resulta menor el porcentaje de apalancamiento”, explicó el socio fundador de ON-Networking Business. 

1 Comentario

  1. mario jasnis

    buenos dias
    Cómo se aplica el CCF que menciona la nota ??
    ¿¿Es aplicable a instalaciones de viviendas particulares o tiene limitaciones??
    Atte.,
    Mario Jasnis

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *