En una entrevista audiovisual para el diario La Nación, Aranguren resaltó el potencial de recurso que presenta Argentina en materia de energías limpias: “Nuestro país ha sido bendecido y tenemos recursos tanto fósiles como renovables: eólico, solar, biomasa, no solamente para alimentar energéticamente a la Argentina sino para cuatro países iguales a la energía”.

Sobre la Ley 27.191, a días de ser reglamentada para su efectiva aplicación en el mercado, Aranguren resaltó: “estamos frente a una oportunidad a partir de una ley que se aprobó el año pasado, la ley Guinle, reemplazando otra que se había aprobado hace diez años atrás y que no se hizo absolutamente nada. Y eso está delante de nuestros ojos en este momento”.

Estamos a la víspera de convocar inversiones para poder modificar la matriz energética en Argentina y darle un peso a las energías renovables mucho mayor al que tiene en el presente”, destacó.

El funcionario puso como ejemplo a seguir Uruguay, donde la participación de las renovables para generación eléctrica supera el 90 por ciento: “es un país respetable, más chico que el nuestro, hoy por hoy tiene una participación de la energía eólica que es diez veces la participación que tiene la energía eólica en nuestro país”.

En línea con estas declaraciones, ayer el presidente Mauricio Macri se reunió en Casa de Gobierno con funcionarios del gabinete nacional para analizar el Acuerdo de París que alcanzaron más de 200 naciones en diciembre último para reducir la emisión de gases de efecto invernadero, entre ellas la Argentina.

Participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; los ministros de Medioambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman; de Energía y Minería, Juan José Aranguren; de Relaciones Exteriores, Susana Malcorra; de Producción, Francisco Cabrera; y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

También como invitados el titular de la Sociedad Rural, Luis Etchevehere, y el dirigente ambientalista y ex titular de Greenpeace, el diputado nacional de Cambiemos, Juan Carlos Villalonga, quien estuvo luego del recambio de autoridades en París liderando las negociaciones por Argentina.