Sobre el respaldo crediticio, Aranguren destacó que se obtuvo «en momentos en que la tasa de interés está creciendo en el mundo».

«Es otra demostración de la importancia que tiene el proceso de reformulación de la matriz energética de la Argentina», subrayó el funcionario durante el encuentro, que concluirá el viernes en la sede del gobierno porteño.

El ministro destacó el proceso de normalización y de recomposición tarifaria, que consiste en «cumplir con la ley», y destacó que «ya terminó algo que no ocurría hace 15 años, que era contar con audiencias para el servicio de transporte; y también se eligieron a los directores de los entes reguladores por concurso público, transparente, por oposición de antecedentes, y eso es lo revolucionario hoy».

Afirmó luego que las licitaciones de energía térmica permitirán agregar hacia a marzo de 2018 unos 3 Gw (gigavatios), aproximadamente el 8 al 9% de la capacidad total instalada en el país y un 12% de la disponible, «a precios 35% por debajo de los vigentes en los últimos años».

A la vez, continuó, las dos licitaciones de energías renovables añadirán otros 3 Gw al parque en plazos de 12 a 30 meses.

Lea también: «Macri anunciará hoy planes de eficiencia energética en un evento sectorial en Capital Federal»

«Antes de fin del primer término de este gobierno vamos a contar con 6 Gw adicionales, el 20% de la potencia disponible ya instalada, para superar la crisis que hemos recibido», proyectó Aranguren.

En cuanto al ahorro y la eficiencia sectorial, destacó los planes en curso en Santa Fe, Córdoba, Mendoza, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Jujuy y la provincia de Buenos Aires.

«En 2025 -estimó Aranguren- vamos a estar ahorrando un 15% de la energía que estaríamos demandando si no hacemos nada en ahorro y eficiencia».

El ministro detalló que «hoy consumimos 130 Twh (Terawatt hora) y si no hiciéramos nada serían 190 en quince años, con el crecimiento de la economía. Sin embargo, el objetivo comprometido en la reciente cumbre de Marrakesh (contra el cambio climático) es de 161 Twh, gracias a las medidas de ahorro y eficiencia».

La subsecretaria de Ahorro y Eficiencia Energética, Andrea Heins, desarrolló a su turno las medidas orientadas a reducir hacia 2025 un 5,7% el consumo de los distintos sectores.

«Prevemos duplicar la intensidad energética, es decir, el consumo en toneladas equivalentes de petróleo (Tep) por unidad de PIB en millones de dólares», pronosticó.

«Vamos a tener cortes» de luz, dijo Macri y pidió que se consuma menos

El presidente Mauricio Macri advirtió ayer jueves que “sin energía no tenemos futuro”, para garantizarla apeló al esfuerzo compartido y señaló que hay que revertir la “pésima política del gobierno anterior, que nos dejó sin energía, nos llevó a perder el autoabastecimiento y a un tremendo déficit fiscal”.

Al hablar en la inauguración de las jornadas de eficiencia energética Macri advirtió que llevará tiempo lograr la expansión y mejora de las redes de energía, instó a que se consuma menos energía y explicó: «hemos hecho un montón de cosas que van a disminuir un poco los niveles de cortes este verano, pero vamos a volver a tener cortes».

Las obras – dijo Macri- no se hacen de un día al otro, sino día a día para recuperar además que la inversión sea transparente y señaló que el anterior gobierno registró “elevados escándalos por los niveles de corrupción. No solo no se invirtió, se robó y no se controló”, afirmó.

Además “los precios de las tarifas eran ridículamente bajos y llevaron a consumos inusualmente altos –comparados con la región-  lo que llevó a un mal comportamiento cultural en todo el país:  pensábamos que era gratis despilfarrar algo que es escaso”.

También, dijo, “cuando más energía se consume, más se contamina. El mundo reflexiona sobre estas consecuencias” y la Argentina no está exenta, dijo y mencionó las inundaciones registradas en distintas zonas del país.

Macri habló de eficiencia energética
Al hablar en la apertura de la Jornada Nacional de Eficiencia Energética dijo que llevará tiempo resolver el problema energético. Los que dicen lo contrario están “macaneando”, afirmó. En tal sentido mencionó las obras realizadas en la ciudad de Buenos Aires, para evitar las inundaciones del Maldonado. Para ello se pensó en la obra, se la licitó, se adjudicó y llevó tres años y medio concretarla.
A nivel nacional las obras “nos van a llevar seis o más años” para alcanzar un servicio confiable y salir de este “desbarajuste” que también condujo a que no se pague lo que valía la energía y llevó a que “no se invierta”.

Fuente: Ámbito / Télam.