Aprueban dictamen que promueve el uso del hidrógeno verde como combustible en Perú

La Comisión Permanente, con un respaldo contundente de 23 votos a favor en la primera ronda, ha dado luz verde a una propuesta legislativa que no solo promueve la investigación y el desarrollo del hidrógeno verde sino también su implementación en múltiples sectores de la matriz energética peruana.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

En un acontecimiento sin precedentes para el sector energético peruano, el 18 de enero se marcó un hito en la historia del hidrógeno verde en el país. La sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la República fue testigo de la aprobación unánime del texto sustitutorio de los proyectos de ley 3267, 3272 y 4374, dirigidos a potenciar el hidrógeno como fuente de energía limpia y renovable en Perú.

Esta decisión legislativa abre camino a un futuro energético más sostenible y competitivo, promoviendo activamente la investigación, producción, transporte, distribución, comercialización, exportación y uso del hidrógeno verde.

CEM Dictamen PL3267-3272-4374

Este último, reconocido tanto por su función como combustible como por su papel clave como vector energético, se perfila como un pilar fundamental en la transición hacia un panorama energético renovable, aprovechando eficientemente la infraestructura y los recursos naturales del país.

La Comisión Permanente, con un respaldo contundente de 23 votos a favor en la primera ronda, ha dado luz verde a una propuesta legislativa que no solo promueve la investigación y el desarrollo del hidrógeno verde sino también su implementación en múltiples sectores de la matriz energética peruana. Este paso constituye una evolución significativa hacia fuentes de energía más limpias, subrayando el firme compromiso de Perú con la reducción de emisiones contaminantes y la optimización de sus recursos naturales.

El presidente del Congreso, Alejandro Soto Reyes, destacó que esta iniciativa legislativa será objeto de una segunda votación tras un período de 7 días, conforme lo estipula el artículo 78 del Reglamento del Congreso.

El dictamen 3 establece: “El Ministerio de Energía y Minas (Minem) fomenta la generación, la producción y el uso del hidrógeno verde en la industrial a partir de energías renovables, principalmente como un vector energético, como combustible y como insumo en procesos industriales en todo el ámbito nacional para satisfacer la demanda nacional y los mercados internacionales, ya sea como hidrógeno o subproductos tales como fertilizantes, líquidos orgánicos, metanol y otros”.

También, indica que el uso de ello se debe realizar en alianza con el sector privado con el objetivo de generar condiciones de trabajo colaborativo entre las empresas, universidades, gobiernos regionales y el Estado en su conjunto.

“Propendiendo la diversificación de la matriz energética nacional y priorizando los proyectos donde el beneficio sea significativo en términos de desarrollo de la industria nacional, la generación de puestos de trabajo en el área de influencia y la captación de recursos humanos nacionales de alta especialización e innovación tecnológica”, agrega.

Por su parte, el artículo 5 crea el Fondo de Promoción del Hidrógeno Verde a cargo del Ministerio de Energía y Minas como promotor e impulsador principal de los proyectos que tengan como eje central el hidrógeno verde. Para tal efecto, encarga a dicho Ministerio establecer, vía reglamento, la conformación, funciones, atribuciones y objetivos de dicho Fondo.

La propuesta legislativa, que aboga por el uso del hidrógeno verde como medio para mejorar la calidad de vida mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, cuenta con el firme respaldo del Ministerio de Energía y Minas. Este último reconoce el potencial del hidrógeno verde en el ámbito de las energías renovables y su aplicación en vectores energéticos, combustibles y procesos industriales.

La colaboración con el sector privado se perfila como un elemento crucial para el éxito de esta iniciativa, incentivando la diversificación de la matriz energética y fomentando la creación de empleo. El dictamen resalta la importancia de proyectos que aporten beneficios tangibles en términos de desarrollo industrial, generación de empleo y captación de talento especializado.

Esta iniciativa legislativa también se alinea estratégicamente con las políticas de otros ministerios clave como el Ministerio de la Producción, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, el Ministerio de Economía y Finanzas y el Ministerio del Ambiente. Este esfuerzo conjunto refleja la visión integrada y multidisciplinaria requerida para asegurar una transición energética efectiva y sostenible.

Este hito legislativo, que encuentra sus raíces en los proyectos de ley presentados por diversas bancadas y que consolidó el apoyo mayoritario de la Comisión de Energía y Minas el pasado 20 de junio, no sólo simboliza un avance hacia la sostenibilidad ambiental. Representa, asimismo, un paso firme hacia el desarrollo de una economía más verde, innovadora y resiliente en Perú.

Grandes expectativas de la Asociación Peruana de Hidrógeno

La entidad que impulsa la descarbonización de la economía a través del uso de este vector energético en el país se manifestó a favor de esta iniciativa en redes sociales y espera que pueda convertirse en ley. La Asociación viene trabajando codo a codo con las autoridades políticas, universidades y sector privado para promover estas nuevas tecnologías en pos de un futuro más sostenible para Perú.

También, Daniel Camac, presidente de la Asociación Peruana de Hidrogeno (H2 PERÚ) y country manager adjunto de Engie , celebró:»¡Noticia trascendental para el futuro energético del Perú! Este paso representa una significativa transición hacia fuentes más sostenibles y destaca el compromiso del país con la reducción de emisiones y el aprovechamiento de sus recursos naturales. ¡Vamos por un país más sostenible y energéticamente diverso!»

A su vez, gerente general de H2 PERÚ, destacó: «Gran hito en el ecosistema peruano del hidrógeno. La transición hacia el hidrógeno verde y de bajas emisiones es esencial para abordar los desafíos energéticos y medioambientales actuales, al tiempo que brinda oportunidades para mejorar la sostenibilidad y la resiliencia de nuestros sistemas energéticos y económicos».

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *