El presidente Alberto Fernández expuso de manera virtual en la Cumbre Climática. Durante su presentación destacó la necesidad de “renovar la arquitectura financiera global”, que implicaría un “canje de deuda por acción climática y nuevas asignaciones de derechos especiales de giro sin discriminar a los países de renta media, para así mejorar nuestro medio ambiente”.

Al momento de repasar las acciones del Gobierno para conmemorar el Día de la Tierra y generar conciencia sobre los desafíos que enfrenta el planeta, el mandatario argentino recordó que se elevó la Contribución Determinada Nacional un 27,7% respecto a la de 2016, algo que calificó como “pasos consistentes con la meta de 1,5° grados centígrados, y con la neutralidad de carbono al 2050″.

“Asumimos el compromiso de desarrollar el 30% de la matriz energética nacional con energías renovables. Diseñamos un plan de medidas de eficiencia para la industria, el transporte y la construcción. Promoveremos la adopción de tecnologías de punta para la reducción de emisiones de metano y contaminantes de vida corta”, enumeró.

Alberto Fernández, señaló que se impulsará un «complejo productor y exportador de hidrógeno como nuevo vector energético».

Sobre estas declaraciones se posicionó Plataforma H2 Argentina, presidida por Juan Carlos Villalonga: «Creemos que es sumamente auspicioso este anuncio ya que consideramos que el desarrollo del hidrógeno debe ser parte sustancial del desarrollo argentino para este siglo».

Y valoraron que «las oportunidades que se nos abren a través de esta tecnología, tanto en sus usos energéticos como en sus aplicaciones químicas, son muy prometedoras para insertar a nuestro país en la nueva economía global de cero emisiones».

En cuánto a los desafíos, Plataforma H2 Argentina planteó que «debemos señalar también que hasta ahora los esfuerzos para desarrollar en nuestro país el hidrógeno verde han sido muy escasos y que se necesita una acción decidida y constate por parte del Estado Nacional para promover su desarrollo».

Y agregaron que «se trata de crear una industria vinculada a la generación de hidrogeno «verde», almacenamiento, usos locales y distribución, captación de mercados y exportación»

«Es condición necesaria para desarrollar el hidrógeno que se cuente con un marco regulatorio actualizado y que promueva las inversiones que se necesitarán», señalaron.

«La cadena industrial del hidrógeno «verde» se inicia en la generación eléctrica a gran escala por fuentes renovables y Argentina está lejos aún de haber consolidado un sector renovable sólido y con precios internacionales competitivos», plantean en Plataforma H2 Argentina.

«Ese primer eslabón debe ser fortalecido lo antes posible. Esperamos que el anuncio dado hoy por el presidente de la Nación represente el inicio del proceso de construcción de la economía del Hidrógeno en Argentina», concluyeron desde la plataforma.