El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) propone el apoyo a 600 MW de almacenamiento al 2024 y que en el plazo de dos años (2026) esa potencia esté en funcionamiento.

Durante el webinar “Perspectivas de los mercados de energía en Europa. Visión de futuro: Almacenamiento”, organizado por Aleasoft, el Director de ALEASEN, Raúl García Posada, advirtió: «Las ayudas del Plan tienen que ser asignadas a fines del 2023, por lo que deberían salir a participación pública antes de que termine el verano».

De lo contrario, para el ejecutivo no se llegará a este objetivo de corto plazo que promete el PRTR.

Asimismo, planteó dificultades para los objetivos del Plan Nacional Integrador de Energía y Clima (PNIEC) al 2025. Son «prácticamente irrealizables» para la mayoría de tecnologías, consideró.

Aunque indicó: “Quizá podamos tener algo en el almacenamiento From The Meter (Delante del Contador) en el año 2026, gracias al plan de recuperación”. El PERTE ya tiene abiertas sus convocatorias destinadas a estos proyectos innovadores en fase experimental.

En esta línea, también se mostró optimista con el almacenamiento en baterías, asegurando que “se puede llegar a las metas propuestas, por lo menos tiempo y posibles esquemas hay», comentó García Posada.

El PRTR dispone de 1.365 millones de euros, de los cuales 684 estarán destinados al despliegue del almacenamiento energético. Restando las ayudas en la primera etapas, quedarán para invertir en estos proyectos 424 millones de euros.

Por otro lado, Miriam Bueno Lorenzo, Subdirectora General de Prospectiva, Estrategia y Normativa en Materia del Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, resaltó los avances en el desarrollo del almacenamiento.

Destacó que el componente 8 del PERTE, Infraestructuras eléctricas, promoción de redes inteligentes y despliegue de la flexibilidad y el almacenamiento, tiene en su composición 4 reformas.

“Las dos primeras ya están cumplidas, que serían tanto el marco habilitador para la integración de renovables al sistema enérgico (Redes, almacenamiento e infraestructura), como la estrategia de almacenamiento energético”, remarcó Bueno Lorenzo

Y complementó que están trabajando en las otras dos, que son: El desarrollo del marco normativo para la agregación, gestión de la demanda y servicios de flexibilidad. Y la última es la de Sandboxes o banco de pruebas regulatorias.

Nuevas oportunidades

“Cuándo podrá el almacenamiento incorporarse a estos mercados, pues cuando se aprueben estos proyectos, estamos viendo cómo fechas finales de 2022-Comienzos del 2023. Las plataformas de secundaria y terciaria, estarán operativas en el mercado ibérico a mediados de 2023. Y la implantación total, en la plataforma europea, está prevista para mediados/finales de 2024”, destacó Raúl García Posada.

El Director de ALEASEN informó que cuatro asociaciones europeas, entre ellas la asociación europea de almacenamiento, han escrito una carta a la Comisión Europea para que se incorpore al almacenamiento como una solución al problema de dependencia del gas.