Durante la tarde de ayer la presidente Cristina Fernández de Kircher realizó importantes cambios en su círculo de confianza. Volvió a ubicar a Aníbal Fernández como Coordinador de Ministros, en reemplazo de Jorge Capitanich. ¿Qué valoración tiene Fernández sobre las energías renovables?

A su turno en el congreso, el hombre reconocido por su bigote levantó la mano a favor de la propuesta de Marcelo Guinle, el senador del Frente para la Victoria que elaboró un proyecto de ley para reactivar la ley 26.190, a los fines de que un 8 por ciento de la generación de energía eléctrica sea aportada por fuentes no convencionales.

Incluso se comenta que Fernández empujó al resto de la tropa, siguiendo los lineamientos de Axel Kicillof, el Minsitro de Economía, funcionario que siguió de cerca el texto fino del proyecto.

Aníbal Fernández, siendo senador fue uno de los que más impulso le dio a este proyecto de Ley de energías renovables”, recordaron fuentes del sector en diálogo con Energía Estratégica. Es por ello que crecen las expectativas de que una vez sancionada la ley Fernández la reglamente rápidamente.

En ese sentido cuentan que “fue Aníbal Fernández el que le hizo llegar el proyecto a la presidenta y el que combinó las reuniones entre el equipo de Guinle con la gente del Ministerio de Economía”, precisaron sobre el interés del nuevo funcionario.

Ahora que es jefe de gabinete y que en marzo seguro se aprueba el proyecto, puede que se reglamente rápidamente; más teniendo en cuenta a un tipo como Aníbal ­Fernández, que es dinámico y le pone mucho ímpetu a lo que desea, se entusiasmaron.

Además, los consultados anticiparon que el nuevo jefe de Ministros ya está trabajando en la conformación del Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables (FODER), habilitado para brindar financiación de proyectos de inversión, que plantea la propuesta de Ley que presentó el senador Guinle y que se tratará el mes que viene en la Cámara baja.

El proyecto de Ley busca modificar la Ley de energías renovables 26.190, entre otras cosas, postergando a 2017 la fecha límite para que un 8 por ciento del total de la matriz energética sea generada mediante energías renovables, la cual hoy no llega al 1 por ciento.

Todo hace notar de que en marzo el proyecto se transforme en Ley. Yo estoy trabajando en equipos de partidos opositores y tengo contacto con la oposición y aparentemente buena parte de los diputados del recinto va a votar a favor”, adelantaron las fuentes anónimas.