Añelo es un pequeño poblado, situado a 100 km al norte de Neuquén que en 1991 contaba con 993 habitantes y en la actualidad alcanza los 6.000 fijos, con el agregado que cada mañana llegan entre 5 y 6 mil operarios para trabajar en los yacimientos petroleros de Vaca Muerta.

El crecimiento demográfico fue tan importante y veloz que la infraestructura no logró acompañar el proceso. Todavía no tiene garantizado el suministro de energía eléctrica y el resto de los servicios, pero hay proyectos en carpeta que prometen solucionar esta necesidad. Se destaca el de la firma alemana especializada en energía eólica, ABO WIND, que supone la puesta en marcha de dos aerogeneradores.

Adrián García,  Gerente del Parque Industrial ¨San Benito¨,  cuenta que el emprendimiento comenzó hace 8 meses y que viene avanzando a buen ritmo, gracias a la localización estratégica que tiene el predio con 250 hectáreas destinado a la producción de bienes y servicios.

Está ubicado a solo 3 km del ejido urbano sobre la meseta de Añelo, camino a Rincón de los Sauces”, precisa ante la consulta de energiaestrategica.com.

¿Por qué es una oportunidad para las energías alternativas? García explica que “tanto el Parque Municipal – que está totalmente colapsado de espacio – como nosotros, recurrimos a generar energía por medio de Grupos Electrógenos a Gas Oíl, ya que por el momento es la única alternativa disponible,  con un costo elevado”.

Creo que puede ser muy interesante la posibilidad de contar con empresas que produzcan energías alternativas, ya que es sumamente necesario para el movimiento diario de equipos, maquinas, oficinas”, explica el empresario.

Además, es una sede táctica para vincularse con compañías de servicios petroleros que trabajan en la zona. Es sabido que las operadores utilizan aerogeneradores de baja potencia y sistemas solares fotovoltaicos para elaborar energía eléctrica en los campos. En general, suelen ser la opción más económica a esta problemática.

añelo2