ANEEL de Brasil impedirá que las distribuidoras cancelen proyectos renovables aprobados

La decisión del organismo llegó tras más de nueve meses de vaivenes en el sector y también aplicarán reglas para que no cambien un presupuesto de conexión de generación distribuida vigente sin el consentimiento del consumidor.

La Agencia Nacional de Energía Eléctrica (ANEEL) de Brasil rechazó una apelación de la Asociación Brasileña de Distribuidoras de Electricidad (ABRADE) e impedirá que las distribuidoras de energía cancelen proyectos ya aprobados para propia generación renovable. 

Además, el organismo de régimen especial vinculado al Ministerio de Minas y Energía nacional también determinó que las distribuidoras puedan cambiar un presupuesto de conexión vigente de generación distribuida sin el consentimiento de los consumidores afectados. 

La decisión llegó después de nueve meses desde el recurso impuesto por ABRADE contra la Orden 3438/2023, de la Superintendencia de Regulación de los Servicios de Transmisión y Distribución de Electricidad (STD). Hecho que representó más de R$ 6000 millones en presupuestos cancelados. 

“Es una victoria importante para el sector, porque desde hace nueve meses los distribuidores del grupo Energisa incumplen la determinación de ANEEL y determinaciones judiciales sobre ese tema”, señaló Bárbara Rubim, vicepresidenta de la Asociación Brasileña de Energía Solar Fotovoltaica (ABSOLAR)

“Con esto se garantizará el derecho de cada consumidor de generar su propia energía y que ello sea respetado por las distribuidoras. Esto refuerza la seguridad jurídica y regulatoria para los brasileños que decidieron generar su propia energía renovable y para las empresas que actúan en el sector”, agregó. 

Además, desde ABSOLAR seguirán de cerca todos los procesos vinculados a la Orden N°3438/23 de la STD y buscarán asegurar que, dentro de las áreas de fiscalización de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica, se castigue de una forma ejemplar a las distribuidoras que incumplan “tan descaradamente” las normas y estándares en la materia. 

Cabe recordar que la generación distribuida (GD) tiene una vasta importancia en la matriz renovable de Brasil, a tal punto que suma 28990 MW de capacidad instalada versus los 12848 MW fotovoltaicos operativos de generación centralizada (GC). 

Esto quiere decir que representa representa más del 69% de la capacidad solar instalada dentro de la segunda fuente renovable con mayor participación en la matriz eléctrica del país (18,2% gracia a 41837 MW entre GD y GC), sólo por detrás de las centrales hidroeléctricas, que suman 109950 MW (47,8%). 

Incluso, la generación distribuida en Brasil abarca más de 2.600.000 sistemas fotovoltaicos conectados a la red eléctrica entre sistemas de microgeneración (hasta 75 kW) y minigeneración (75 kW hasta 5 MW por proyecto) en residencias, comercios, industrias, propiedades rurales y predios públicos. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *