Andrews: “Veremos un límite a la capacidad de ampliación del parque eólico porque no hay más donde conectarse”

El CEO de Genneia y presidente de la CEA insistió en la necesidad de resolver una de las grandes problemáticas para las renovables en Argentina y en que el sector privado y público pueden encontrar soluciones conjuntas para ello.

La falta de capacidad de transporte disponible y de cantidad de inversiones para expandir el sistema de transporte eléctrico son algunas de las principales trabas para el desarrollo de más proyectos renovables en el país.

Hoy en día, los corredores Comahue – Patagonia – Provincia de Buenos Aires y Centro, Cuyo y el Noroeste Argentino (NOA), es decir, aquellos con  factibilidad para proyectos eólicos y solares, no cuentan con nada de potencia adjudicable. Hecho que se hizo notorio ante la ausencia de solicitudes de prioridad de despacho en la reciente convocatoria del Mercado a Término (MATER). 

Es por ello que desde el sector privado volvieron a remarcar la necesidad de trabajar urgentemente en la búsqueda de alternativas e implementación de medidas para ampliar el sistema interconectado argentino. 

“La tecnología eólica, por escala y dimensiones, requiere una escala mínima mucho mayor a la que vemos en la historia de la industria. Y en términos de competitividad con otras tecnologías que pueden ser más fáciles de adaptar modularmente, como por ejemplo la solar, veremos un límite a la capacidad de ampliación del parque eólico porque no hay más donde conectarse”, afirmó Bernardo Andrews, CEO de Genneia y presidente de la Cámara Eólica Argentina (CEA). 

“O la alternativa es agregar desequilibrios al sistema en donde muchos jugadores empiecen a especular con ampliaciones futuras y esperar que algunas existan y así se equilibre la capacidad de despachar esos parques que pudieran haber en el futuro”, agregó durante el evento “Actualidad y perspectivas en el mercado de Energías Renovables”, organizado por Aires Renewables y el estudio Tavarone Rovelli Salim & Miani. 

Y si bien ya está en marcha el Plan Federal de Transporte Eléctrico Regional gracias al aporte del FFTEF, y con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y con el cual Argentina está cerca de alcanzará casi 5000 kilómetros de red, desde el sector todavía ven una serie de retos para acelerar ese proceso. 

Justamente, una de las propuestas llegó por parte de la CEA para que la industria privada pueda participar o impulsar el desarrollo de líneas de alta tensión destinadas a la incorporación o ampliación de “nodos eólicos”, es decir, puntos con buen recurso y próximos a los centros de demanda. Sugerencia que fue escuchada y que prontamente se incorporará como uno de los cambios del MATER. 

“Hay un conjunto de planes estratégicos muy bien dimensionados por Transener, Secretaría de Energía y CAMMESA (…) Pero podemos tener un desafío secuencial, que significa ver qué obras se pueden realizar para intentar destrabar secuencia de esos planes, atendiendo la demanda o flujos y así expandir ciertas líneas, en total consonancia que las autoridades definan. La idea es que eso destrabe un conjunto de opciones de crecimiento de generación eólica y diversos nodos para las renovables”, sostuvo Andrews. 

“Hay que dar bancabilidad e incluso hay esquemas de fideicomisos que funcionaron en Argentina y los bancos de desarrollo están presentes si son proyectos para ampliar capacidad de evacuación estrictamente renovable”, concluyó su participación en el evento el CEO de Genneia y presidente de la CEA. 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *