La Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland de Uruguay (ANCAP) continúa afinando el modelo de inversiones en energía eólica offshore para producir hidrógeno verde en cuatro regiones de aguas jurisdiccionales del país. 

Y desde la entidad volvieron a dar más detalles de los principales aspectos de la convocatoria que aún se prepara. 

Ignacio Horvath, gerente general de ANCAP, adelantó que, en las primeras rondas de intercambio, ya tuvieron “más de sesenta reuniones con jugadores de primer nivel” y que muchos de ellos también están en el ámbito petrolero. 

“Además, desde ANCAP tuvimos cuarenta y dos empresas interesadas en más de siete data rooms que organizamos para poner, en breve, bloques a licitación para la producción eólica offshore”, agregó durante un evento. 

¿Cuánta potencia podría tener cada segmento? Si bien en anteriores oportunidades se mencionó que existe una capacidad nominal conservadora de 1.25 GW, el especialista redobló la apuesta y afirmó que “cada bloque de 500 km2 tiene un potencial medio de 3,2 GW de potencia y la posibilidad de generar 320.000 toneladas de hidrógeno por año, lo cual podría convertir todo el consumo de gasoil de Uruguay a H2V”. 

Asimismo, el especialista sostuvo que la institución podría funcionar como “catalizador” para captar las inversiones, disponibilizando de infraestructura existente que hoy se utiliza para el H2 gris y que podría usarse para el H2 verde.

“Tenemos el conocimiento de la plataforma petrolera offshore, donde tenemos la experiencia de actuar como agencia para el gobierno. Y eso mismo lo estamos haciendo para el hidrógeno y promover la generación eólica”, manifestó. 

Aunque cabe recordar que, a partir de la posible firma del contrato con la compañía inversionista, habrá varios períodos a tener en consideración:

  • Estudios de escritorio con información existente (1 año + 1 OPT)
  • Nueva adquisición y procesamiento de datos (2 años + 2 OPT)
  • Proyecto piloto offshore para producir H2V (2 años + 2 OPT)
  • Desarrollo y producción de hidrógeno en alta mar (25 años + 25 OPT)

Es decir que la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland de Uruguay piensa a largo plazo (20-30 años) y en convertirse en un actor en la exportación de hidrógeno, más ahora que ya se lanzó oficialmente la hoja de ruta de H2V, que prevé  sentar las bases para los primeros proyectos de exportación y, a futuro, posicionar al país de manera competitiva entre exportadores netos.