La Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland (ANCAP) de Uruguay hace tiempo que trabaja en un modelo de inversiones en energía eólica offshore para producir hidrógeno verde en cuatro regiones de aguas jurisdiccionales del país, cada una con cuatro bloques. 

Y entre los principales aspectos de la oferta conceptual, ya se había mencionado que existe una potencia nominal conservadora de 1.25 GW y una capacidad de producción de mayor a 100.000 toneladas de hidrógeno por año.  

Recientemente, Alejandro Stipanicic, presidente de ANCAP, reconoció que ya hubo avances en la materia y que las áreas designadas ya están puestas a consideración de varias empresas. “Hay algunas decenas de empresas interesadas que ya preguntaron sobre el proyecto”, precisó. 

Y agregó que las bases del llamado son sencillas y tienen el sustento de las rondas de petróleo y gas hechas previamente por la entidad. De este modo, el especialista vaticinó que “la adjudicación se hará en dos llamados al año, con una fórmula sencilla”. 

Stipanicic también explicó que los oferentes deberán plantear un programa de trabajo, así como el rol y participación del Estado en el informe de las ganancias de la empresa y una posible participación de ANCAP para su asociación. “En este último caso, cuando avance el proyecto y se dé luz verde al mismo, ANCAP deberá desembolsar su parte y acompañar la inversiones”, aclaró. 

Por otro lado, en la presentación que la  Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Pórtland realizó en el evento Expocarga 2021 se detalló que a partir de la firma del contrato habrá varios períodos a tener en consideración:

  • Estudios de escritorio con información existente (1 año + 1 OPT)
  • Nueva adquisición y procesamiento de datos (2 años + 2 OPT)
  • Proyecto piloto offshore para producir H2V (2 años + 2 OPT)
  • Desarrollo y producción de hidrógeno en alta mar (25 años + 25 OPT)

Si bien el presidente de dicha entidad reconoció que puede ser un cronograma de diez a quince años tener los aerogeneradores ya instalados los molinos en aguas jurisdiccionales de Uruguay, sostuvo que “se piensa que puede estar mucho antes y que las circunstancias del mundo llevarán a que haya interesados mucho más rápido”. 

Y cabe recordar que para darle más énfasis al modelo de negocio de eólica offshore que prevén, se llevó a cabo un estudio conjunto con el Puerto de Rotterdam, donde se llegó a la conclusión de que el potencial de generación eólica offshore es cercano a 300 GW, mientras que onshore, aproximadamente 30 GW.