En los meses de marzo y abril del 2015, siete proyectos solares fotovoltaicos fueron adjudicados por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA). Consensuadamente entre Nación y la flamante Cámara Argentina de Energía Solar, todos los Acuerdos de Compra de Energía (PPA, por sus siglas en inglés) se rubricaron por un precio de 240 dólares por MWh.

Según relata a energiaestrategica.com Martín Sánchez, vicepresidente de la entidad solar creada a principios del año pasado, los plazos que dio CAMMESA para la construcción de los emprendimientos solares eran claros. Sin embargo, inconvenientes para la importación de equipos (a causa de las DJAI), líneas de financiamiento tambaleantes (tras el problema coyuntural con los fondos buitre) y hasta demoras en procedimientos legales con gobiernos provinciales, alargaron los tiempos y los proyecto no iniciaron obra en los tiempos previstos.

No obstante, el empresario remarca que se le informó a la ex Secretaría de Energía de la Nación sobre cada una de estas peripecias, solicitándole una prolongación de plazos, pero no obtuvieron respuesta.

Ahora, tras la sorpresiva suspensión de la Resolución 108 y versiones extraoficiales de que aquellos PPA técnicamente vencidos serán desestimados por el nuevo Ministerio de Energía y Minería, la firmeza de los contratos queda en duda.

Con el propósito de echar luz sobre esta cuestión, a excepción de La Rioja, energiaestrategica.com habló con referentes de todas las provincias comprometidas con los proyectos. Algunos emprendimientos tienen mayor grado de avance que otros pero todos han destinado inversiones en procesos iniciales, se han comprometido con inversores nacionales o internacionales y cuentan con personal contratado específicamente para el emprendimiento.

Caso paradigmático es el complejo fotovoltaico de 25 MW a montarse en el departamento de Santa María, provincia de Catamarca. Allí los desarrolladores ya han nivelado el terreno del predio, han colocado el alambrado perimetral, han montado oficinas y hasta han pedido un crédito al Banco Francés para costear parte de los gastos.

Otro es el de Mendoza con Valle Solar I, de 20 MW. Los desarrolladores del complejo fotovoltaico a ubicarse en el Parque Industrial de Luján de Cuyo,  pese a desconocer el estado de su contrato de PPA han decidido avanzar con su montaje.

Sumando la potencia instalada de dichos parques solares a los que se montarán en San Luís, en la zona de La Punta: Cerros del Sol y Solares de la Punta, ambos de 5 MW (10 MW en total), el de la localidad de Villa Unión, en La Rioja, de 30 MW, Caleta Paula I de 1,3 MW en Santa Cruz y el de San Juan en el Ullum de 20 MW, hay un total de 106,3 MW que hoy están detenidos tras la nulidad de la Resolución 108.

Según Sánchez, las centrales solares podrían entrar en operaciones en el mediano plazo por el grado de avance de los proyectos. “Su construcción no sólo cooperaría con la faltante en la oferta eléctrica, sino que generaría miles de puestos de empleos directos e indirectos en esta coyuntura de desocupación y contribuiría a diversificar la matriz energética generando energía limpia”, resalta.

Por su parte, los emprendedores están solicitando insistentemente audiencias con autoridades nacionales, entre ellas Sebastián Kind, subsecretario de Energías Renovables. Sin embargo no consiguen reuniones ni respuestas concretas sobre su situación.

Entendemos que la agenda actual de los funcionarios es comprimida, pero ante el cambio de reglas de juego deberíamos ser citados”, reclama el vicepresidente de la entidad solar e implora: “Estamos necesitando una respuesta”.

De continuar el estado de incertidumbre, desde la Cámara Argentina de Energía Solar barajan la posibilidad de convocar a todos los desarrolladores damnificados y presentar un reclamo conjunto.