A poco de culminar agosto, la línea de créditos lanzada en el mes de febrero para potenciar proyectos de carácter sustentable, alcanzó niveles muy superiores a los esperados.

La iniciativa impulsada desde la Secretaría de Estado, arrojó una cifra de dinero en proyectos aprobados que gira en torno a los 65 millones de pesos, y brega por aprovechar el gran potencial de la provincia para la generación de energía proveniente de fuentes limpias.

Entre los sectores interesados, se descubren pequeñas y medianas empresas, cooperativas, e industrias de gran tamaño. Todas unidas por un mismo objetivo: el desarrollo de las energías renovables, para el cuidado medioambiental y con el fin de impulsar la cadena de producción y comercialización que de ellas se desprende.

Damián Bleger, titular de la Subsecretaría de Energías Renovables dependiente de la provincia de Santa Fe, destacó los proyectos que avanzan: “Fabricación de luminarias led, instalación de biodigestores en establecimiento agropecuarios, construcción de edificios bajo la temática de la eficiencia energética, establecimientos hoteleros interesados en modificar su matriz para calentamiento de agua”.

“También industrias que disminuyeron su consumo de energía eléctrica a partir de cambios en las formas de producirla y cooperativas eléctricas provinciales que apelaron a la línea crediticia para transformar la iluminación pública al bajo consumo”, agregó.    

El mecanismo es el siguiente: se presentan para que sean evaluado por Secretaría de Energía; allí verifican su carácter renovable y si apelan a la eficiencia energética. Una vez superada esta primera instancia, la propuesta se gira al banco para que haga la consecución del trámite

“Recientemente recibimos una propuesta, perteneciente a una empresa láctea de gran magnitud, que requiere un préstamo de 40 millones de pesos; es una inversión muy grande, por lo que estamos negociando con el banco. Por otra parte, empresas menores también se han incorporado”, explicó Bleger.

Uno de los interesados que más sorprende responde al rubro que nuclea a las empresas destinadas a la producción de biocombustibles. Desde el sector, plantean la posibilidad de acceso a las sumas prestadas, con el objetivo de destinarlas a la ampliación de plantas.

En un escenario alentador, las perspectivas para el año entrante van en número creciente. Más aún cuando se había estipulado la suma de 50 millones de pesos en préstamos, para todo el año calendario, pero a días de iniciarse el noveno mes, la cifra fue superada ampliamente.

“Ojalá podamos extenderlo hacia 2015. Lo único que nosotros tenemos que demostrar, es que hay interés por parte de las empresas; si observamos que esto continúa, vamos a hacer todo el esfuerzo para amplificarlo en el tiempo”, finalizó el funcionario.