Análisis: mitigar el riesgo financiero como prioridad para proyectos energéticos en Centroamérica 

Alejandro Gustavo Alle, director ejecutivo de The Network Company, compartió su lectura sobre las variables que influyen en los cierres financieros para centrales de generación en países con condiciones de mercado tan distintos como El Salvador y Honduras. 


Falta de liquidez, variación del tipo de cambio, incumplimientos de pago y cambios en las reglas de juego en el mercado son algunas de las situaciones de riesgo a las que continúan exponiéndose proyectos productivos en Latinoamérica.

El caso del sector energético en Centroamérica no es la excepción. Pero de acuerdo al país y tipo de proyecto se pueden realizar algunas previsiones para escudar las inversiones y disminuir la incertidumbre financiera.

Alejandro Gustavo Alle, director ejecutivo de The Network Company, compartió su lectura al respecto desde la perspectiva de bancos de inversión regionales enfocados en proyectos de energía e infraestructura.

«Financiar un proyecto en esta parte del mundo es difícil», introdujo el especialista en una entrevista con Energía Estratégica.

Pero advirtió que en lo relativo a nuevos PPAs se pueden hacer algunas consideraciones previas para evitar la complejidad y mitigar riesgos, evaluando primeramente el estado del offtaker, robustez de los contratos, estabilidad del mercado y la moneda de pago. 

“El Salvador tiene dos grandes bondades para viabilizar financiamiento para proyectos renovables con PPAs, una es que es un país dolarizado hace 21 años y otra que tu offtaker son empresas privadas muy sólidas que no van a defaultear un PPA”, consideró Alejandro Alle.

Y agregó: “No es fácil levantar dinero para un proyecto Greenfield pero que los proyectos tengan PPAs con distribuidoras solventes lo hace más fácil que en otros escenarios”.

En tal sentido, indicó que en El Salvador las distribuidoras eléctricas (AES y Delsur) brindarían mayor seguridad a inversionistas. Tal es así que The Network Company ya ha financiado a dos proyectos renovables (solar y mini hidro) con PPA asegurado con AES.

Ahora bien, según comunicaron recientemente desde AES, las distribuidoras en El Salvador no tienen planes de abrir nuevas licitaciones de suministro en el corto plazo

Poniendo en stand-by esa alternativa de contratos, en El Salvador se estarían evaluando próximos contratos BOT (Build-Operate-Transfer) para nuevos proyectos renovables junto al gobierno. En concreto, la actual administración tendría en carpeta al menos una central geotérmica para impulsar junto a la iniciativa privada.

“Todavía no está definido cómo lo harían pero se espera algún tipo de asociación público privada para nuevos proyectos”, consideró Alejandro Alle.  

Aquella alternativa también está siendo evaluada para nuevos proyectos en Honduras. Según adelantó a Energía Estratégica el secretario de Energía Erick Tejeda: “…en estos dos meses que siguen [trabajarán] en licitaciones paralelas que van a incluir tanto la parte de generación como transmisión (…) probablemente, tengamos que buscar asociaciones con inversionistas ya sean extranjeros o nacionales” (ver entrevista).

Se trataría de proyectos junto a la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) adicionales a los 450 MW pendientes de licitar y que cada vez más se complica convocar.

Y es que el escenario de Honduras sería muy diferente al de El Salvador en lo vinculado a confianza a la ENEE como offtaker y robustez de sus PPA. Por lo que el financiamiento de proyectos sería aún más complejo que los precedentes.

En este mercado, The Network Company logró levantar capital, para una central hidroeléctrica con PPA firmado con la ENEE, a través de una multilateral de Centroamérica y un banco privado del vecino país de Guatemala. Sin embargo, según Allen, «financiar proyectos en este mercado es cada vez más un reto».

«Los bancos pidieron al proyecto que tuviera una reserva de un año para pagar el servicio de deuda (capital e intereses) independientemente si su cliente paga o no paga”, detalló.

¿A qué se debe? Es preciso remarcar que en Honduras, la ENEE acumula más de 13000 millones de lempiras pendientes de pago a generadoras eléctricas privadas, lo que envuelve con un manto de incertidumbre para nuevas inversiones en este mercado.

La situación se recrudece aún más por la renegociación de contratos que planteó la estatal a las generadoras y que modificará los precios y las condiciones comprometidas en contratos precedentes.

De mantenerse esas condiciones de mercado, Alejandro Alle considera que será dejar de apostar por proyectos greenfield que no involucren PPAs con el sector público y que una tendencia que podría darse «si se promociona más en la región» son los PPA privados vinculados a proyectos behind the meter comerciales e industriales, que podrían estructurarse a medida, en mejores condiciones y mitigando más riesgos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com