Este domingo 19 de diciembre, los chilenos y chilenas votarán quién será su nuevo Presidente para el período 2022-2026. El encuentro dará como ganador a Gabriel Boric, del frente Apruebo Dignidad, o a José Antonio Kast, del Partido Republicano.

Ambos candidatos se manifestaron sobre lo que harán en materia energética de obtener la presidencia. Pero algunos actores del sector advierten que no se está precisando sobre cómo se ejecutarán las propuestas.

Uno de ellos es Luigi Sciaccaluga Nordenflycht, Gerente de Desarrollo y Nuevos Negocios de Plataforma Energía, quien sostiene que la próxima administración debería plantearse “cuatro pilares fundamentales” sobre los que profundizar para “asegurar el suministro eléctrico, el desarrollo de las energías renovables y una adecuada transición energética, al servicio de la sociedad”.

Uno de ellos es la interconexión regional que, a criterio de Sciaccaluga, “es un tema que poco se menciona y que en tiempos de escasez hídrica adquiere suma importancia”.

“A modo de ejemplo, el fenómeno del “Niño” o su contrapartida, la “Niña”, es contracíclica entre el norte y sur de Latinoamérica. Cómo no aprovechar la complementariedad entre los países para mejorar la seguridad de la operación del sistema eléctrico”, cuestiona el especialista.

Y observa: “Llevamos más de 20 años actualizando estudios y no hay avances concretos. Se requiere de incentivos y certidumbres para que los privados lo desarrollen”.

Como segundo pilar, el Gerente de Plataforma Energía propone una actualiza modificación del Impuesto Verde.

“Hoy en día se trata esencialmente de un esquema de recaudación que no apunta a resolver el problema de fondo que son las emisiones. No sólo debe revisarse el precio de la tonelada de carbono emitida sino internalizar este precio en la orden de mérito del despacho de las centrales de generación”, plantea.

El tercer pilar es “el desarrollo de la transmisión y cómo solucionar el “cuello de botella” que este segmento está presentando para el impulso definitivo a las energías renovables, además de una correcta transición energética”.

“Creemos que se hace necesario la creación de una autoridad ad-hoc con la capacidad de articular a las distintas instituciones y ministerios a nivel macro, con el objetivo de minimizar los riesgos y entregar seguridad a los inversionistas de cara a los proyectos que deben ejecutarse”, sugiere.

Y argumenta: “Pretender que el privado sea capaz de resolver por sí solo el acceso a terrenos en plazos teóricos es una ilusión”.

Finalmente, Sciaccaluga propone “mejorar el diseño institucional del mercado eléctrico chileno, eliminando los problemas de gobernanza que hoy se presentan”.

Al respecto, plantea: “Necesitamos impulsar la implementación de una instancia técnica realmente independiente del gobierno de turno, que dirija, monitoree y controle el desarrollo de un mercado competitivo, que entienda la innovación como un valor estratégico, con visión de futuro y con una actitud propositiva más allá de lo que literalmente establezca la ley”.

“Estamos en la última milla de una decisión que podría ser fundamental para el Chile del mañana. Es ahora cuando se necesitan propuestas concretas para el desarrollo energético nacional. Esperemos que así lo hagan los dos candidatos que definirán al próximo presidente de Chile”, cierra el Gerente de Plataforma Energía.