Se han adjudicado más de 2.000 MW de potencia renovable en Colombia. ¿Cuáles son los principales desafíos que tienen estos proyectos para su ejecución?

Si bien en Colombia la subasta abrió las puertas a los proyectos de energías alternativas, es importante tener en cuenta lo que viene adelantando el Ministerio de Minas y Energía, la UPME, el Ministerio de Ambiente y el Ministerio del Interior, para darle una viabilidad a todos y cada uno de los proyectos que están resultando de la necesidad de aprovechar las energías alternativas para beneficio de las comunidades y de los empresarios.

Es importante tener en cuenta que las regulaciones actuales se deben ir cambiando paulatinamente, con el fin de generar más y más transformaciones que sean rentables para las comunidades, así como también para las pequeñas, medianas y grandes empresas.

Sobre la entrega de licencias, ¿el Gobierno debiera hacer algo para que sea más expeditiva?

El Gobierno ha venido adelantando diferentes estrategias para disminuir el tiempo de licenciamiento ambiental, incluyendo la simplificación y reducción de trámites.

No obstante el 70% de los atrasos en el proceso de licenciamiento puede ser atribuido directamente al solicitante, donde las razones incluyen: procesos ineficientes en la estructuración del proyecto, desconocimiento de la normatividad, así como en algunos casos documentos de licenciamiento de baja calidad, lo que ocasiona retrasos en los licenciamientos de los proyectos.

Por otra parte, ¿es conveniente para los grandes consumidores de energía incorporar renovables no convencionales?

Sí. Actualmente hay empresas y grandes consumidores que están interesados en estas transformaciones, considero que muchos están a la espera de los resultados de quienes han ido tomando esta determinación y también de algún tipo de modificación en las regulaciones, con el fin de poder volver atractivo  este cambio, no solo desde el punto económico, sino desde la sostenibilidad, así como de los temas de licenciamiento ambiental y del manejo en los casos que se presenten consultas previas con comunidades en diferentes zonas del país.

¿Por qué es conveniente?

Las grandes empresas se están dando cuenta de la importancia de la utilización de estas energías, los beneficios ambientales, sociales, culturales y económicos de esta transformación, de la importancia por reducir gases efecto invernadero y de poder hacer realmente sostenibles sus negocios.

¿Se muestran abiertos los grandes usuarios a consumir renovables no convencionales?

Me atrevería a decir que sí. Hoy considero que existe una gran expectativa a nivel nacional. Grandes usuarios están mirando y analizando los resultados, las regulaciones, los alcances y beneficios de los nuevos proyectos que están en ejecución y los que se van a realizar, con el fin de tomar decisiones al respecto si consumen, o también generan y auto-consumen.

¿Cree que la estandarización de contratos entre privados en Colombia, a través de mecanismos como los presentados por Derivex y la Bolsa Mercantil, ayudará a desarrollar este nicho?

La estandarizan permite facilitar procesos contractuales. Sin embargo, al tratarse de procesos entre privados, lograr unificar criterios y alcances puede tener barreras de entradas venidas desde los mismos intereses de las partes contractuales, especialmente en energía donde existe relaciones de poder dadas por el tipo de actor que representa cada privado en la cadena del sector.

¿Cree que el Gobierno nacional debiera lanzar una nueva subasta a largo plazo de energías renovables?

Aunque es imperiosa la necesidad de ampliar el patio de generación de renovables en el país, desde el punto de vista del estado es más urgente consolidar el actualmente contratado, ya que este igual no compite con nuevas iniciativas privadas.

Definidos los proyectos, el gran desafío es avanzar con las aprobaciones ambientales: la estrategia que propone AmCo Consultores