13 de diciembre 2023

AMLO califica a la CRE como un “gasto superfluo” y promete enviar reforma administrativa para eliminarla

Para el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la Comisión Reguladora de Energía, junto a otros organismos, son entes "onerosos que no sirven para nada". Según anunció, deben desaparecer porque están al servicio de "minorías" y no del "pueblo".


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Durante la conferencia matutina de este lunes 11 de diciembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) nuevamente apuntó contra los organismos autónomos y prometió enviar una iniciativa de reforma administrativa para eliminarlos antes de que finalice su mandato.

De esta forma, negó la posibilidad de aumentar los impuestos sin antes ajustar el presupuesto del Estado. Entre las entidades que planea suprimir mencionó a la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos (Inai), Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y el Instituto Nacional Electoral (INE).

En el marco de la conferencia de prensa, argumentó: «No puede haber gobierno rico con pueblo pobre y hay muchos organismos onerosos que no sirven para nada. Son gastos superfluos. Como vamos a estar pensando en que haya una reforma fiscal si todavía no terminamos de hacer todos los ajustes que requiere la administración pública».

«Quiero enviar una iniciativa de ley para desmontar todo ese aparato que crearon paralelo al gobierno para tener el control de todas las decisiones del poder público. Tenemos que hacer una reforma administrativa y tiene que desaparecer institutos como el de transparencia, comunicaciones, competencia, y la CRE», continuó.

E insistió: “Tenemos que hacer una reforma administrativa y tienen que desaparecer todos esos organismos supuestamente autónomos porque no le sirven al pueblo, están al servicio de las minorías”.

Con ánimos de dejar en claro su tajante postura, AMLO argumentó: “Cada vez que se quiere defender a PEMEX y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) sale el instituto de la competencia a defender a los particulares. Si la función de cualquier gobierno es procurar el bienestar del pueblo, no de los particulares. Eso es la oligarquía no la democracia”.

Y finalizó: “Hace falta hacer este ajuste y voy a enviar la iniciativa. Si no la aprueban quiero que quede constancia de que eso está mal y no quiero ser cómplice. Será este año o el año próximo, antes de dejar el poder”, prometió.

Cabe destacar que el próximo año habrá cambio de autoridades en México y se convocará a elecciones el domingo 2 de junio. Quienes lideran las encuestas son las dos precandidatas de las alianzas entre el PAN, PRD y PRI, Xóchitl Gálvez Ruiz, y la de Morena, PT y PVEM, Claudia Sheinbaum Pardo.

Intento de reforma eléctrica de AMLO

No es la primera vez que el presidente apunta contra la CRE. En efecto, el mandatario presentó el proyecto de reforma constitucional energética en México que no prosperó, al ser rechazada por Diputados en abril del 2022.

Entre las propuestas enviadas al Congreso, se buscaba que la Comisión Federal de Electricidad posea el 54% del mercado, la desaparición de la CRE y la CNH, y que el CENACE pase a formar parte de la CFE.

En concreto, el objetivo era que la CFE, a través del Centro Nacional de Control de Energía (CENACE) – la cual hubiera pasado a formar parte de la CFE – despachará en orden de mérito de costos de producción, sujetándose a los requerimientos de seguridad y confiabilidad del Sistema Eléctrico Nacional.

3 Comentarios

  1. Raymundo Aramburo Betancourt

    Quien tiene toda la información pertinente al caso es el Presidente de la República. Es cierto que esos entes administrativos estaban al servicio de los oligarcas, no del ciudadano de a pie. Apoyo a AMLO en su decisión de eliminar tales organismos del gobierno.

    Responder
  2. Luis Carlos Gutierrez-Negrin

    Es cierto que la CRE y la Cofece se han alineado con las compañías (petroleras y eléctricas) privadas en contra de Pemex y de la CFE, pero también es cierto que lo han hecho porque las leyes aplicables en la materia, producto de la reforma energética promulgada en el sexenio pasado, así lo preveían: fueron leyes diseñadas para empoderar y favorecer a los inversionistas privados sobre las dos empresas productivas del estado. Se ha probado de manera fehaciente que la reforma energética tenía como objetivo central a mediano plazo dejar a las industrias petrolera y eléctrica en manos de la IP y desaparecer paulatinamente a Pemex y a la CFE, bajo la premisa de que eran empresas corruptas e ineficientes (y de que la IP no era corrupta ni ineficiente). Ambas premisas eran parcialmente falsas, como se sabe ahora.

    Con la nueva administración federal, que busca que su política energética anteponga los intereses nacionales a los particulares, al mismo tiempo que busca eliminar las prácticas corruptas e ineficientes, me parece que los dos órganos autónomos mencionados efectivamente salen sobrando, y que las secretarías de Energía y de Comunicaciones son perfectamente capaces de regular el mercado petrolero y eléctrico, sin impedir la inversión privada pero sí supeditándola al interés nacional y evitando las prácticas corruptas que ni la CRE ni la Cofece fueron capaces de evitar –sino al contrario.

    El caso del INAI es bastante similar, aunque en otro ámbito, porque en su forma actual es un mero intermediario entre quien solicita información oficial y el gobierno: si el acceso a la información está garantizado por la ley, ¿para qué hace falta un órgano autónomo intermediario? Es mucho más sencillo desaparecerlo y crear un tribunal o sala judicial especializada en el tema. Punto. El caso del INE debe discutirse más a fondo, porque es indispensable un organismo encargado de organizar y calificar todas las elecciones en México (incluyendo municipales, estatales y federales, así como la elección de los ministros de la SCJN y del TEPJF), pero no necesariamente debe ser organismo teóricamente autónomo que en la práctica responde a intereses políticos claramente definidos y alineados con los partidos políticos (aunque la mayoría de sus consejeros sean ‘ciudadanos’, es decir no afiliados a ningún partido. Pero claro, los casos del INAI, del INE y de otros órganos autónomos salen del ámbito energético y, por tanto, de esta revista.

    Responder
  3. Rodrigo IBarra

    La desaparición de estos organismos es una decisión política, nada tiene que ver con austeridad.

    La CRE posee autonomía técnica, operativa y de gestión, lo cual le permite tomar decisiones basadas en criterios técnicos y no políticos. Esta independencia es vital para una regulación efectiva del sector energético, libre de influencias partidistas o gubernamentales, cosa que a AMLO le hace mucho ruido. Si realmente deseara beneficiar los intereses del país, haría cumplir los objetivos de la Comisión, no querría desaparecerla, el deseo de integrar de forma completa CRE a CFE es simplemente una visión anticuada y de control absoluto para opacar la rendición de cuentas, tal cuál como lo ha hecho con proyectos como los 2dos pisos, aeropuerto, tren maya y el corredor del itsmo (financiado con capital privado chino)

    La CRE tiene como funciones fomentar el desarrollo eficiente del sector energético, promover la competencia y proteger los intereses de los usuarios. Estas actividades son clave para garantizar precios justos y servicios de calidad en el mercado energético, además de la necesidad de fomentar las energía limpias y el autoabastecimiento y hacerlo de forma modular. HOY, no existe el abasto de energía que el nearshoring necesita justamente por la visión cerrada de este y otros gobiernos.

    La especialización del a CRE en el sector energético, asegura un conocimiento profundo y específico en su regulación por ser tan complejo y técnico, algo que no puede ser replicado fácilmente por secretarías generales y mucho menos en CFE que demuestra el poco entendimiento del sector, donde AMLO asigna a Manuel Barlett, con cero conocimiento en cualquier tema del sector.

    En cuanto al INAI, hay que ser muy ignorante para pensar que con la enorme corrupción que existe y se ha exacerbado en México, un tribunal dependiente del gobierno, proveería de información a la población. El INAI juega un papel fundamental en garantizar la transparencia del gobierno y el acceso a la información pública, es esencial para la rendición de cuentas y no solo eso, eI INAI también es crucial para la protección de datos personales, un aspecto cada vez más importante en la era digital, asegurando que los derechos de privacidad de los ciudadanos sean respetados, cosa que el Gobierno Federal ha comenzado a violentar solicitando y exigiendo elementios biométricos para tramites que no lo requieren. Al ser un organismo autónomo, el INAI puede operar libre de influencias políticas, lo cual es esencial para mantener la integridad y la confianza pública en su función, cosa que AMLO ha ido destruyendo para poder tener el control completo del ambiente político, social y regulatorio del país y hacer lo que le plazca. El no entender la importancia de los organismo desvinculados e independientes, solo hace muestra de la inmensa ignorancia y sesgo mental de las persona que defienden la desparición de estas instituciones.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *