Durante el webinar titulado “Las renovables como aliado en un horizonte de Descarbonización en Chile”, producido por Latam Smat Energy, Alfredo Solar, gerente general de Atlas Renewable Energy, destacó que los bonos verdes obtenidos para los proyectos Javiera y Sol del Desierto fue “a tasas más bajas que la de un Project Finance”.

El directivo contó que no fue sencillo arribar a un acuerdo ya que “las renovables en general se han financiado tradicionalmente por Project Finance. Los bancos están muy acostumbrados a entender los riesgos de desarrollo y construcción y los actores de las renovables normalmente utilizan esas guías. Y los bonos se han utilizado para refinanciar proyectos que están operando”.

“Lo que nosotros logramos es acercar a estos inversionistas institucionales y convencerlos de un portafolio que tiene riesgos de desarrollo y construcción; pero nosotros tenemos la confianza de que nuestros proyectos está perfectamente bien desarrollado, un PPA robusto y todos los elementos para poder superar esa barrera”, indicó como la fórmula de éxito para arribar al acuerdo, por 253 millones de dólares.

Sin dar detalles de la gestión, el Gerente de Atlas señaló: “logramos cerrar, desembolsar y financiar en unas condiciones excelentes de tasa y plazo”.

Aseguró que, tras alcanzar ese hito, se transformaron en la empresa en adquirir el bono solar más grande de Latinoamérica con proyectos no operativos. “Fue un desafío bien interesante”, manifestó.

Bono verde

Cabe recordar que a principios de marzo, Atlas Renewable Energy y DNB Markets anunciaron ayer la colocación privada de un bono (U.S. Private Placement o USPP por sus siglas en inglés) de 253 millones de dólares, el cual asimismo fue certificado como bono verde y contó con la participación de inversores de EE.UU, Europa y Asia.

DNB Markets actuó como sole placement agent en la colocación del bono. La transacción fue estructurada dentro del Marco de Financiamiento Verde (Green Finance Framework) desarrollado por Atlas Renewable Energy, el cual está alineado con los Principios de Bonos Verdes de ICMA y los Principios de Préstamos Verdes de LMA de 2018.

Este marco reconoce y certifica el compromiso de la compañía en desarrollar proyectos que protejan y conserven el medio ambiente, cumpliendo con los estándares más altos de compromiso ambiental.

Las dos plantas solares fotovoltaicas se encuentran en las regiones de Atacama y Antofagasta, en el norte de Chile, y tienen una capacidad total instalada de 314MWp. Ambos proyectos se han combinado bajo un mismo financiamiento innovador, que otorga a los inversionistas beneficios de estructuración únicos y sinergias que garantizan el flujo de caja.

En 2018, Atlas llevó a cabo una refinanciación de sus dos plantas solares en Uruguay, también estructurado por DNB Markets en conjunto con IDB Invest, y por el cual la compañía recibió el premio «2018 Structured Bond Deal of the Year.»

Esta vez, la transacción agrupa dos de los proyectos de energía solar fotovoltaica de la compañía en el norte de Chile: Javiera es un activo operativo de 70MWp, que proporciona energía limpia bajo un PPA corporativo a Minera Los Pelambres (propiedad mayoritaria de Antofagasta Minerals); y Sol del Desierto, un proyecto de 244MWp, que será construido por Atlas Renewable Energy.

Se espera que esta planta comience a proporcionar energía limpia a Engie Energia Chile S.A en el 2022. Sol del Desierto utilizará tecnología bifacial, lo que permite que los módulos puedan generar energía a través de las caras trasera y frontal, maximizando así su eficiencia.

Atlas Renewable Energy y DNB Markets emiten el mayor bono privado verde para América Latina para dos parques solares en Chile