Con el tema panorama global y viabilidad del hidrógeno verde en Latinoamérica arrancó el primer panel del evento virtual, RENPOWER LATAM, donde participó el Secretario Ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), Alfonso Blanco, junto a representantes de IRENA, CEPAL, BID e Instituto de las Américas, el pasado 03 de junio del 2020.

Visión sobre el rol y la situación del hidrógeno en Latinoamérica

“Desde Olade identificamos al hidrógeno como una oportunidad para nuestra región”, se refirió el Secretario Ejecutivo, Alfonso Blanco, al iniciar el diálogo sobre el rol y la situación del hidrógeno en Latinoamérica.

Explicó que en las energías renovables en la matriz energética de la región se producen “lo que nosotros llamamos excedentes de generación renovables”, que es una generación que a medida que se produce no puede ser inyectada en los sistemas.

Estos excedentes representan energía de bajo costo y que tienen la potencialidad de ser almacenado bajo la modalidad de hidrógeno.

El Secretario indicó que este tipo de escenarios, sobre los excedentes de generación renovables «no convencionales», se están dando en Uruguay y otros países con alta participación en la matriz eléctrica.

El caso de Paraguay, que exporta sus excedentes de generación hidro, podría monetizar internamente ciertos excedentes a partir de la producción de hidrógeno y así generar valor a la economía nacional.

Es así como identificamos en el hidrógeno una alternativa de almacenamiento. Si a eso le agregamos que la gran mayoría de los países están desarrollando estrategias para mayor incorporación de energía renovable dentro de su matriz energética, tenemos algunos elementos más para identificar en el hidrogeno alternativas”, señaló.

 Transporte

El hidrógeno también puede ser una opción para el transporté”, explicó el Secretario al referirse que este recurso tiene la posibilidad de cubrir una descarbonización del transporte pesado, que es el sector que más energía consume a nivel final de las economías regionales.

Además, añadió que mucho se habla de la movilidad eléctrica, pero poco sobre aquellas tecnologías que tienen la capacidad de cubrir el sector del transporte pesado.

Matriz de generación eléctrica de algunos países de la región

Alfonso Blanco señaló aquellos países que tienen una alta participación en la generación eléctrica a partir de energías renovables, como es el caso de Uruguay, Paraguay y Costa Rica. Y los países que cuentan con una alta potencialidad a nivel de su aprovechamiento de las energías renovables por subregión.

Con relación a los excedentes, explicó que no solamente se pueden dar a nivel del sistema en su conjunto, sino también a nivel de saturación de los sistemas de transporte y eléctrico de zonas que están alejadas.

De alguna forma podemos tener excedentes en áreas que pueden generar energía de muy bajo costo temporalmente, y con la potencialidad de que la misma sea almacenada, los cuales también son elementos que deben ser considerados. Es ahí en donde entra el gran potencial que tiene el norte de Chile, México y el sur de Argentina, con su alto potencial solar y eólico”, expresó Alfonso Blanco.

Aspectos a los que recalcó importantes tomarlos en cuenta, ya que se encuentran asociados a la infraestructura del transporte de los sistemas eléctricos.

Curvas de abatimiento de costo a nivel de la tecnología

Estamos en un buen sendero de abatimiento de costo, pero todavía para nuestra región la alternativa de almacenamiento por hidrogeno, está por encima de los costos que pueden ser absorbidos por nuestra región”, señaló el Secretario Ejecutivo.

A lo que agregó: “si a eso le sumamos que la región no tiene desarrollos a nivel de tecnología y que de alguna forma tenemos que importar tecnología, esto se convierte en una barrera importante”.

Desafíos de corto y mediano plazo

Según el secretario, el abordaje no es simplemente tecnológico la tecnología está en fase de desarrollo, por lo tanto, está en una curva de abatimiento de costos, pero de alguna forma está disponible, pero esta disponibilidad no asegura que esa misma tecnología se logre adoptar en un mercado.

Por esta razón es muy importante trabajar en las políticas sectoriales, en el levantamiento e identificación de barreras que operan en el mercado y también sobre las bases de los potenciales y el costo que va a tener esta tecnología a nivel de la región”, indicó.

Un aspecto que considera como desafío el Secretario es pensar en integrar el hidrógeno como parte de la planificación sectorial. Son muy pocos los países que lo están considerando. Tenemos que difundir conocimientos y tecnología a nivel de los generadores de políticas, debemos apuntar a que los generadores de políticas conozcan cuáles son las potencialidades del hidrógeno, cuál es el costo de la incorporación del hidrógeno como alternativa de almacenamiento, tenemos que trabajar mucho en eso”.

Un tema que lo recalca como fundamental es trabajar en la investigación y desarrollo del hidrógeno en la región, ya que existe poca inversión en estos temas. Debemos cuantificar los potenciales que tenemos en la región y realizar una estimación de costos país por país para el hidrógeno. Es importante ver la realidad específica de cada país para desarrollar estrategias de manera conjunta”.

Existe el desarrollo de proyectos piloto sobre los distintos usos finales de la energía, a lo que se sugiere empezar a penetrar la energía con proyectos demostrativos, que generalmente son a costo perdido o subsidiado.

Hay países que han empezado avanzar, en el caso de Uruguay con el proyecto «Verne», Costa Rica, Argentina tiene una iniciativa privada, Chile lo  planifica como alternativa en su proceso de descarbonización. Varios países están haciendo un trabajo para la incorporación del hidrogeno como parte de la estrategia de energía para mediano y largo plazo.

Debemos generar un diálogo en normas y estándares regionales, no puede ser que los países vayan de forma dispersa en el abordaje de esta temática y que se desarrollen estándares y normas que después cuando existe un mercado de intercambio, no sean compatibles estas normativas y estándares a nivel regional”.