El ingeniero Jhon Jairo Toro, Gerente General de Air-e, reveló que la subasta que llevó a cabo la comercializadora dispuso una asignación final de cerca de 200 megavatios, equivalentes al consumo de más de 170.000 familias, de una reducción de emisiones por más de 128.000 toneladas de CO2 al año o a la siembra de casi 700.000 árboles.

Si bien no se detallaron cuáles son los emprendimientos adjudicados, la compañía indicó que se trata de proyectos solares en los departamentos de Bolívar, Magdalena, Sucre y Tolima.

Los adjudicatarios son firmas internacionales como Mainstream Renewable Power (Irlanda), Abo Wind (Alemania). Además, la compañía anunció que «en los próximos días» celebrará convenios por fuera de la convocatoria con Cox Energy (España) y Greenyellow (Francia).

De acuerdo a los pliegos de las bases de la licitación, las empresas adjudicatarias deben entregar energía antes del 1 de enero del año 2024. Pero los proyectos tienen cuentan con un período de gracia de un año para empezar a funcionar.

Según pudo saber Energía Estratégica, la comercializadora, que atiende los clientes de los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira, quedó tan satisfecha con los resultados de la subasta que analiza lanzar convocatorias periódicas, de manera semestral.

“Esta subasta representa un importante hito para la compañía, sus usuarios y el país; pues se logra acceder a precios más competitivos que los vistos recientemente para el largo plazo, reducir la dependencia a los aportes hidrológicos en los embalses, contribuir con la transición energética construyendo una matriz de generación más resiliente y, aportar a la generación de empleo y al desarrollo económico en Colombia”, resaltó Toro.

Por su parte, desde Air-e señalaron que “en materia de precios, este nuevo mecanismo de subastas fomenta una mejor formación y da señales de largo plazo, las cuales son necesarias para el desarrollo y maduración del mercado de energía en Colombia, dado que usualmente los contratos se cierran a periodos menores de 5 años”.