AIChE Perú busca aumentar el 40% sus afiliaciones en 2024 para la promoción de energías renovables

La asociación de profesionales químicos tiene como objetivo seguir creciendo en el país, en línea con el potencial que tiene Perú para diversificar su matriz energética. Además, sugiere cambios en el marco normativo que ayudarían a impulsar este tipo de tecnologías.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Por la demanda energética que atraviesa el país, Perú emerge como una región estratégica para que importantes actores a nivel nacional e internacional inviertan en el desarrollo de proyectos de energías renovables. 

En este contexto, AIChE Perú la organización profesional americana ha emergido como un actor clave en la difusión y promoción de estas prácticas en el país, liderando un movimiento hacia un futuro más limpio y sostenible.

En conversaciones con Energía Estratégica, Gian Percy Lozano Flores, director de la asociación, revela sus ambiciosas metas para este año: “El objetivo es incrementar en el 2024 la participación de representantes de todas las universidades a nivel nacional de ingeniería química y de profesionales del sector privado. Crecer un 40% en afiliaciones respecto al 2023 y concretar alianzas estratégicas para la transferencia tecnológica de estudios”, explica.

Y agrega: “Contribuimos socializando y brindando información transparente acerca de cómo la energía renovable es relevante para la sostenibilidad de nuestro planeta. Promovemos mediante acciones que se realizan de manera descentralizada en diferentes universidades del Perú la investigación de nuevas tecnologías energéticas aplicadas a la realidad de nuestro país”.

De esta forma, la sección local AIChE – Perú, brinda apoyo de base a estudiantes y profesionales químicos, a través de reuniones periódicas, congresos, programas, seminarios técnicos, cursos de capacitación, visitas industriales, subvenciones, mesas redondas sobre temas locales, actividades comunitarias y eventos sociales.

En este sentido, el rol de la asociación es monitorear, acompañar y brindar asesoramiento a profesionales u organizaciones que están desarrollando este tipo de investigaciones para  explorar energías alternativas. En otras palabras, trabajan como consultores y promueven la investigación abierta en tecnologías como la geotermia, eólica, fotovoltaica, hidrógeno verde, etc.

Según el experto, la alta dependencia hidroeléctrica en Perú hace indispensable la participación de estas tecnologías para contribuir a la seguridad energética ante fenómenos climáticos como El Niño.

Por ello, están realizando jornadas de trabajo en Berlín, Alemania, donde se reunirán con desarrolladores, investigadores, tecnólogos y portavoces de importantes empresas para abordar qué tecnologías sostenibles son las más competitivas para incorporar dentro de la matriz peruana. 

Desafíos y retos por delante

Con un compromiso compartido entre los sectores público y privado, Lozano Flores está convencido de que Perú está bien posicionado para liderar la transición hacia un futuro energético más limpio y sostenible.

“A diferencia de otros países, Perú tiene recursos muy diversificados y tiene buenas condiciones para dar ese salto hacia los energéticos renovables. En el 2025 vamos a tener una participación mucho más activa en la ejecución de proyectos. Solo tiene que haber voluntad política para la toma de buenas decisiones”, asegura. 

De acuerdo al especialista, se necesitan políticas de segregación, clasificación y previsión energética en el país para enfocar adecuadamente hacia cuál energético renovable se debe avanzar y cuáles serán los impactos positivos de esa apuesta.

Además, propone establecer mecanismos de incentivos tributarios para fomentar, potenciar e incluso rentabilizar el uso de las energías renovables. 

Y argumenta: “Los CAPEX excesivos con retornos prolongados son los que castigan a las inversiones limpias. Con estos incentivos se podría encontrar un equilibrio  y hacer más eficiente la viabilidad de estos productos. Se abrirá una oportunidad muy potente para diversificar la matriz energética a partir de las renovables”.

“Perú experimenta un gran déficit de energía que limita el crecimiento industrial y la calidad de vida de la población. A medida que vayan surgiendo iniciativas políticas para fomentar la inversión extranjera y nacional en energías renovables podremos avanzar en la transición y podremos exportar en un futuro vectores energéticos como el hidrógeno verde”, concluye.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *